MetArs: África Mítica

Hace unas semanas el decano de los blogs de Ars Magica en español, Ars Rolica, traía la reseña de un par de módulos de la lejana prehistoria de Ars Magica. De pasada mencionaba un manual de la segunda edición llamado South of the Sun y que estaba centrado en el África Mítica.

Da la casualidad de que probablemente ese sea de entre los manuales “de Tribunal” el que siempre he considerado la joya oculta de Ars Magica y contra el cual se ha cometido la mayor injusticia en esa gran edición que es la Quinta (donde el tema africano solo fue tocado por el en mi opinión muy mediocre Between Sand and Sea) al no darle una puesta al día.

¿Pero que tiene de especial este manual? Pues que permite llevar a nuestros magi a lo que se conoce como la tierra “al sur del Sol”: el África Negra. Así que desempolvad vuestro instinto explorador y dejadme que os cuente un poco sobre este peculiar, y olvidado, ambiente para Ars Magica.

¿Al sur del Sol?

Lo primero que llama la atención de este manual (y no es precisamente su clásico formato a dos columnas, fondo blanco y pocas ilustraciones) es su peculiar título.

Para entenderlo hace falta recordar que en Ars Magica es el Sol quien gira alrededor de la tierra que además es plana. Dado que el Sol cruza el cielo de este a oeste pasando por el sur los magi y demás gentes instruidas conocen que en el Sur hace siempre más calor hasta llegar al punto justo debajo del camino solar donde el calor es abrasador e insoportable para la vida. Esta zona, conocida como el Anillo de Fuego, se situaría en las arenas de Sahara y separa la Europa Mítica de las tierras del África Negra. Pero no solo eso, el Anillo de Fuego se extiende incluso al Mar Exterior que rodea todas las tierras del plano terrestre. Haciendo hervir las aguas y calentando al rojo vivo los clavos que mantienen unidos los cascos de los barcos.

Tal y como se describe en el libro cruzar esas tierras es en si mismo una aventura y se incluyen normas sobre los efectos del calor, la sed y la arena que bien pueden arruinar cualquier expedición. Por si fuera poco el lugar esta plagado de criaturas sobrenaturales como demonios y peligrosas bestias mágicas relacionadas con el fuego, la arena o la destrucción.

¡Incluso los magos mejor preparados pueden encontrar un amargo final entre las dunas si la mala fortuna descarrila sus planes!

Si uno tiene la fortuna de cruzar ese paraje desolador se encuentra por lo tanto “al sur de Sol” y le parecerá que el astro rodea la tierra por el septentrión, al revés de lo que es habitual en la Europa Mítica.

Las tierras al sur del Sol

Viendo lo peligroso que es cruzar el anillo de fuego ¿Por qué deberían arriesgarse a ello los magi?

Pues aparte de algún Tytalus que haga el viaje solo para demostrar que puede hacerse la mayoría de magos se sentirán tentados por las leyendas sobre el Preste Juan. Este es un personaje legendario, un supuesto rey cristiano de tierras ignotas, que reinaba sobre un reino de gran riqueza donde manaba leche y miel, donde el veneno no tenía efecto y donde los ríos rebosaban de zafiros, esmeraldas y otras joyas. Mencionado en varios textos medievales incluso en el siglo XII circuló por Europa una supuesta carta enviada por el Preste Juan al Emperador en Constantinopla en la que este describía sus riquezas y le proponía una alianza para aplastar a los mahometanos.

Como todas las leyendas medievales en el marco de Ars Magica las historias del Preste Juan son mayormente ciertas. Así pues en el Africa Negra podemos encontrar las míticas tierras de este rey además de algunas otras muy interesantes. De forma resumida estas serían:

  • Dis: situada inmediatamente al sur del Anillo de Fuego esta tierra de escarpadas colinas de tierra rojiza y estrechos cañones es la primera maravilla del continente. Habitada por una raza de gigantes, llamados Colossi, es una tierra de inmensos palacios colgantes y riquezas al parecer sin fin. Los Colossi llevan una vida de ocio dedicados a la filosofía, evitando el trabajo manual y disfrutando de lujos propios de duques y reyes. Incluso sus servidores, esclavos capturados más al sur, llevan una vida mejor que la de muchos campesinos de la Europa Mítica. Los habitantes de Dis recibirán de grado a los magi y les darán hospitalidad incluso si lo merecen acceso al Templo de las Páginas su inmensa biblioteca provista de valiosísimos textos que no pueden encontrarse en ningún otro lugar. Claro está que si los magos se preguntan el origen de tanta prosperidad los filósofos de Dis darán respuestas esquivas y vagas. La realidad es que hace cientos de años los Colossi encadenaron y dominaron a Loshandar una poderosísima demonio y la convirtieron en su esclava. O eso creyeron pues Loshandar bajo la apariencia de servilismo ha corrompido no solo a los reyes filósofos de Dis si no a toda su sociedad.
  • Niobia: Situada al sureste de Dis la tierra de Niobia es una tierra de suaves colinas que van dejando paso a la sabana. Los habitantes de esta tierra llegaron a ella hace más de dos milenios huyendo de la derrota de Cartago a manos de la República de Roma. Regidos por una dinastía de reinas que mantienen vivo el culto a Tanit y los sangrientos rituales de Cartago su sociedad ha degenerado en una embrutecida ciudad que vive de la sangrienta rapiña y el sudor de sus miles de esclavos. Como curiosidad disponen de una versión paralela de la Orden de Hermes en la Orden de Juno y bien pueden funcionar como peligrosos antagonistas de cualquier magi que ni tan siquiera se acerque a sus tierras.
  • Kerait: Esta tierra ocupa la mayor parte del continente y en ella se alternan sabanas, fértiles valles regados por afluentes del mítico rio Physon y trozos de selva. Este es el Imperio Dorado del Preste Juan. Pero mientras que un explorador europeo esperará palacios de piedra y grandes estatuas encontrará solo pueblos de cabañas de paja y hombres de piel oscura vestidos con faldas y portando lanzas y escudos de mimbre. El reino del Preste Juan, aunque cristiano, es una pujante nación puramente africana. Este rey, que es en si mismo un personaje con un gran carisma, ha unificado a las tribus y gobierna con justicia mientras busca maneras de hacer avanzar la ciencia y la técnica de su pueblo ¿Lo ayudarán los magi? ¿O lo verán como alguien fácil de destronar?

Existen otras tierras al sur del Sol, como el Veldt donde moran las esfinges, la Costa de la Lluvia o KorNyNor donde moran las salvajes y primitivas Tribus del Cuerno, aun no redimidas en Cristo por el Preste Juan, o la desembocadura del Physon y su delta cubierto de joyas. Pero el relato de estas maravillas quedará para otro momento.

Historias en el África Mítica

La principal virtud de este manual, perdida en el Between Sand and Sea de la Quinta, es que no trata de explicar los entresijos del África Mítica ni ofrecerla como un escenario sustituto de la Europa Mítica que todos conocemos y amamos. Todo lo contrario el manual asume que los jugadores y sus personajes verán esas ignotas tierras como exploradores y viajeros en una tierra lejana. Ese sentimiento de maravilla, descubrimiento, peligro y oportunidad es lo que hace que incluso varias décadas tras su publicación South of the Sun sea único y un verdadero soplo de aire fresco para cualquier saga de Ars Magica.

Además permite introducir elementos del folklore africano y darle la vuelta a muchas expectativas y convenciones del genero. Para cerrar con esto en mente no puedo si no recomendaros que echéis mano de la excelente trilogía que abre Leopardo Negro Lobo Rojo.

Así que ¿os animáis a cruzar el Anillo de Fuego para explorar las maravillas al sur del Sol?

1 Comment

  1. Pues sí, un módulo la mar de simpático y que demuestra que Ars permite ofrecer otro tipo de historias sin salirse del canon oficial. Siempre he querido jugar algo por allí desde que me lo leí. Curioso, por cierto, que sitúen al Preste Juan en África cuando casi toda Europa lo situaba en el Lejano Oriente en la época (salvo Portugal, que creo que al llegar a Etiopía pensó que había encontrado al Preste). Es lo bueno de las leyendas, que uno las puede ajustar sin muchos problemas. Y coincido en que precisamente esa es la virtud del manual, en su modestia.

    Ah, ¡y gracias por los halagos! 😉

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s