Noviembre Hermético 2020 (VI): Un cantar de gesta

Título: El Cantar de Flambeau (La Chanson de Flambeau)

Autor: Damaso ex Jerbiton filius Turlon

Escrito en: 1236

Difusión: Extremadamente popular entre Flambeau de toda Europa

Verba volant, scripta manent

Vespasiano

La Casa de Flambeau se encuentra en un momento convulso. Su tradicional papel de señores de la guerra dentro de la Orden se ve cuestionado incluso desde el interior de la misma Casa. En un momento en el que parecen no existir amenazas externas a al Orden y toda Europa ha sido integrada ¿Cuál debe ser la función de la Casa Flambeau? ¿Deben sus miembros convertirse de guerreros a caballeros virtuosos? ¿Es esta la renovación o la muerte de la Casa?

Estas cuestiones han provocado muchas discusiones en los salones de Castra Solis, la domus magna, así como la pujanza de un grupo de magi procedentes del norte de Normandía que se hacen llamar a si mismos los Milites y que abrazan sin reparos la idea del mago como caballero defensor de los pobres y desamparados. Incluso este grupo ha empezado a difundir un relato de la infancia del Fundador distinto al tradicional. Insisten en que Flambeau no nació en Iberia si no en las tierras de los francos, niegan que fuera tan belicoso como se creía y afirman que no murió en combate si no que desapareció. Estas relecturas, próximas en algunos elementos al naciente ciclo artúrico preocupan a los magos de la Casa en Iberia, su tradicional bastión, quienes temen perder el control de la Casa y sus tradiciones.

Para combatirlo un grupo de ellos encargó al reputado poeta Damaso ex Jerbiton de Carcasona la composición de un Cantar que explicase la vida de Flambeau desde su nacimiento en Iberia hasta su gloriosa muerte combatiendo, y matando, sahir y otros brujos mahometanos por decenas. Pagaron ampliamente al que por entonces ya era un reputado poeta y le dieron permiso para residir un año en la domus magna para documentar su obra.

Damaso ex Jerbiton dedicó un año a leer todo lo escrito sobre el Fundador y empaparse del espíritu de la Casa Flambeau en su domus magna. Finalmente en la Navidad de 1227 ante la plana mayor de la Casa entonó su canto. Los aplausos fueron unánimes: había compuesto una obra acuerdo a los cánones del chanson de geste en su mejor expresión. Aun así para sorpresa de todos el Jerbiton anunció que la obra era pura basura y pidió otro año para componerla. Atónitos los Flambeau aceptaron.

Durante ese año Damaso ex Jerbiton viajó por toda Europa visitando los lugares que el Fundador pisó. De los Pirineos a la frontera de los reinos moriscos, de la Selva Negra donde acudió a la llamada de Trianoma hasta el confín de Jutlandia donde luchó contra los brujos rebeldes el antaño sensible y remilgado poeta aceptó privaciones y peligros para seguir los pasos de Flambeau. Cuando regresó a Castra Solis ante una audiencia aun mayor interpretó una nueva versión del canto. Donde antes había habido formulas vacías o simbólicas ahora resonaba el intimo conocimiento de Flambeau el hombre tras el mito. El aplauso fue atronador y el primus de la Casa en persona ofreció una reina de vis como premio adicional. Pero para renovada sorpresa Damaso también eta vez se negó a aceptar el premio. Entre llantos se declaró fracasado y manifestó no merecer premio si no castigo. De nada sirvieron las palabras de los presentes y esa misma noche abandonó en secreto la domus magna.

Dedicó los siguiente siete años no a seguir los pasos de Flambeau si no a vivirlos. El poeta se convirtió en guerrero y aventurero. Participó junto al ya veterano Fulgens ex Meteora en la conquista de Mallorca, perdió un ojo a manos de la infame corte oscura de la Selva Negra rescatando a la aprendiz Malia ex Bonisagus filia Marcus y tras colgar durante tres días y sus noches de un árbol en la cima del monte Killaraus en Ibernia se arrancó el mismo los clavos de las manos para vengarse del druida Branu Mac Lochta.

La figura consumida, cubierta de polvo y cicatrices y cargando una gastada espada que hizo su entrada inesperada en el banquete de Navidad de 1236 en Castra Solis apenas era reconocible como el magus bien vestido y perfumado al que hacía ya casi diez años se le encargase componer la Chanson de Flambeau. Pero cualquier duda sobre su condición de poeta y rapsoda desapareció cuando, sin ni tan siquiera pedir permiso, entonó el relato de la vida, muerte y gloria de Flambeau el fundador.

Magos veteranos de decenas de batallas contuvieron el aliento de puro temor durante el relato de las batallas del Fundador, hoplitas que habían visto caer a decenas de hombres en un suspiro lloraron como niños e incluso los grogs se emocionaron ante las muchas menciones a los camaradas de Flambeau.

Al finalizar el relato Damaso ex Jerbiton juró nunca más repetir el canto pero aceptó la petición de todos los reunidos de ponerlo por escrito para que nunca se perdiera. Tras pasar una estación cumpliendo ese encargo el poeta partió de nuevo. Algunos dicen que en búsqueda, en alguna regio en el Tribunal de Stonehenge, de las huellas de Taliesín el mayor poeta que jamás vivió.

Lo que es increíblemente novedoso es que Damaso ex Jerbiton no se ha limitado, como es lo propio en los cantares medievales hasta el momento, en componer la letra y la música y confiar en que los juglares la repitieran de forma más o menos fiel por toda Europa. Si no que la ha transcrito en un volumen dando instrucciones claras de como interpretar la obra ante el público e incluso ha adoptado una reciente innovación: ha representado sobre el texto las notas y tonos que debe darse a cada palabra. Este reciente invento, empezado a practicar por la Iglesia en el territorio del Sacro Imperio Germánico, cree permitirá que todos los magi de Europa oigan el Cantar de la misma manera.

Estadísticas

Habilidad/Arte: Tractatus Conocimiento Orden de Hermes o Tractatus Profesión: Trovador (debe escogerse al empezar a estudiarlo)

Nivel: N/A

Calidad: 13

Especial: Calidad Artística 26 (Comunicación +4, Creatividad +3, Profesión: Trovador +7, Tiempo adicional para componer +1, Extenuación +1, Musa +3, Artes liberales +2, Experimentación +5), dificultad para interpretar 10.

Nota de diseño: Este Cantar pretende reflejar el impacto de la reescritura del origen del Fundador entre la tercera y la cuarta edición de Ars Magica (os animo a consultar este post donde ambas están reseñadas). Asimismo las normas para componer obras artísticas se encuentran en el Art & Academe. El mismo manual indica que una pieza artística puede funcionar como fuente de avance con un total igual a la mitad de su Calidad Artística.

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s