Noviembre Hermético 2020 (IX): Las memorias de un veterano del Cisma

Título: Chronicorum bellorum (Memorias del guerrero)

Autor: Gamgaton ex Bjornaer filius Ku

Escrito en: 955

Difusión: Muy amplia, resulta fácil de adquirir por plata incluso en ediciones ricamente ilustradas

Para ser un evento tan trascendental en la historia de la Orden de Hermes, a la altura de la misma Fundación, muy poco o nada se ha escrito sobre la Guerra del Cisma. Por lo que generaciones de magos ávidos de conocer los entresijos de ese conflicto, y especialmente a medida que los veteranos caían en el Crepúsculo o morían, han tenido que contentarse con pocas y dispersas fuentes.

Por suerte para ellos el relato de Gramgaton ex Bjornaer filius Ku siempre estará disponible.

Aunque parco en el análisis de las causas de la Guerra el relato de Gramgaton es un relato vibrante del momento en el que la Orden estuvo al borde de la ruina. Este mago, descendiente de una línea de magos de los bosques de las Ardennas, en la frontera actual entre el Rihn y Normandía, fue un hoplita de primera línea y combatió durante la mayor parte de la Guerra.

Así Gramgaton relata en este libro, compuesto como un imaginario relato con su aprendiz, como empezó la guerra entre “los Magi” (la Orden de Hermes) y “el enemigo” (curiosa, y seguramente como postrero insulto nunca utiliza el nombre, de Diedne). Con un tono que a veces cae en la exageración épica relata las primeras batallas, golpes de mano a traición contra magos y alianzas que se creían amigos por parte del “enemigo”. Para luego relatar los azares cambiantes de la guerra vista en primera persona hasta la batalla definitiva.

Aunque en muchas ocasiones las escasas referencias, la topografía cambiante de los lugares (en muchos casos los lugares exactos solo pueden inferirse pues Gramgaton usa nomenclaturas ya en desuso) y las referencias a hitos del calendario (que Gramgaton no data con el anno domini si no con lo que parece ser su propio calendario lunar) hacen difícil ubicar la acción la escasez de fuentes ha hecho que muchos magos interesados en la Guerra hayan tenido que basarse en este parcial relato para su estudio.

La historia llega a su grandiosa conclusión con el relato de la batalla final ocurrida “en los pasos del ancho rio y su afluente en un caluroso día de verano”. Habla de como los magos de la Orden se aliaron, temporalmente, con “poderosos señores y reyes a caballo” para acometer “ a la horda cuyos caciques recibían el consejo de nuestros enemigos”. Una referencia de pasada al “cercano palacio del príncipe monje erigido donde se sometieron los Vindelicos” ha permitido relacionar el lugar como algún punto cercano a Augsburgo (llamada en tiempos romanos Augusta Vindelicorum por la tribu celta de los Vindelicos que ahí fueron derrotados). Por inferencia parece claro que Gramgaton habla de la cruenta batalla de Lechfeld, acaecida en el año 955, donde los paganos magiares fueron derrotados por las fuerzas de Otón I, sacro emperador. La historiografía de la Orden cree que esta se vio forzada a unirse a las fuerzas imperiales para derrotar a los Diedne que espoleaban a la horda magiar.

Ahí Gramgaton cuenta haber caído herido tras combatir, y derrotar, a tres de sus enemigos en un cruento combate mágico mientras a su alrededor se desplegaba la batalla mundana. Lamentablemente al parecer Gramgaton fue herido de gravedad y hubo de ser evacuado sin poder ver el final de la batalla aunque da a entender que espera vencer pues ha guiado a través del bosque a un contingente de jinetes hasta la retaguardia enemiga.

El volumen además tiene claro interés como uno de los pocos repositorios de ejemplos de la pérdida y misteriosa magia Diedne. Más de un mago ha dedicado, sin querer admitirlo, muchas horas a tratar de reproducir los efectos vagamente descritos por Gramgaton para así tratar de acercarse a las artes perdidas de la decimotercera casa.

El libro ha sido ampliamente copiado y es frecuente regalarlo como halago a magos con inclinación marcial o política, señalándoles como herederos espirituales de los defensores de la Orden de tiempos pasados. En su edición más común el texto parece venir de una versión algo corregida en la que un editor desconocido aclaró algunas de las partes más verbosas de la prosa de Gamgaton. Curiosamente por alguna razón nadie ha logrado clarificar (alinear con un aura mágica) nunca una copia de este libro aunque si que existen muchas ediciones bellamente iluminadas.

Estadísticas

Habilidad/Arte: Tractatus Conocimiento de la Orden de Hermes

Nivel: N/A

Calidad: 6 (Comunicación del autor -1, Resonancia +1, Iluminador experto +1, Escriba experto +1, Encuadernador Experto +1, +3)

Especial: N/A

4 Comments

  1. Ah… qué paradójico que sea precisamente un Bjornaer el único que cuente algo de la “historia” de la Guerra. No sé qué parte de ese tractatus puede ser fiable… (me ha salido el lado Diedne, sí).

    Like

  2. Imagino que en la primera House meeting le preguntaron qué hacía fuera de Crintera, pero por desgracia no pudo responder por un accidente doméstico. Es terrible salir de tus habitaciones y olvidar la mitad de tu cuerpo en ellas…

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s