Noviembre Hermético 2020 (XVIII): Por su gallardo acto de valor en peligro mortal frente al enemigo…

Título: Annales Flambosis (Anales de la Casa Flambeau)

Autor: El Archivista

Escrito en: Una copia anual desde 1009

Difusión: al menos una copia por Tribunal

Un verdadero Flambeau no teme a la muerte, al dolor o a la mutilación. Solo teme a que sus gestas caigan en el olvido, que el polvo de los años devore su nombre o aun pero que tras de si solo quede la infamia o la indiferencia.

Para combatir los estragos del tiempo en la memoria un magus Flambeau, normalmente una o un veterano que ya no pueda combatir es elevado a la categoría de Archivista. Residente en Castra Solis se dedica, a cambio de un estipendio y un potente ritual de longevidad, a recibir, clasificar, verificar y compilar las hazañas de sus sodales en los Anales de la Casa Flambeau.

¿Pero que clase de acto merece ser reseñado para la posteridad de la Casa?

En primer lugar debe ser un acto de valor: es decir el magus debe haber demostrado desdén ante el peligro y haberse comportado en todo momento de acuerdo con el máximo pundonor.

Los Flambeau gustarán de discutir durante horas sobre que es el valor pero todos aceptarán las líneas del célebre poema que muchos retienen en su memoria desde que son tiernos Aprendices. Así demostrará valor aquel que:

Pueda mantener la cabeza sobre los hombros cuando otros la pierden y le cargan su culpa / Y resistir aunque sus fuerzas sean menguadas con la única ayuda de la Voluntad. / Si ante la multitud dé a la Virtud abrigo / Rellenando cada implacable minuto con sesenta latidos de combate bravío”.

Algunos, conocedores más de los tópicos que de la verdadera alma de la Casa, les sorprenderá que no hay mención alguna a la victoria en esta definición. Y que para los Flambeau a veces demuestra más valor quien decide no hacer por no deshonrarse que aquellos que sucumben a turbas y modas.

En segundo lugar el valor debe ser “gallardo” es decir debe reflejar las mejores cualidades de un mago guerrero. Por lo tanto, aquellas victorias conseguidas mediante tretas, retiradas tácticas u otros actos que se consideren menos que plenamente honorables no serán tenidos en cuenta.

Y finalmente el acto debe ejecutarse en una situación de “peligro mortal” siendo por lo tanto un elemento que juzgar la disparidad entre las fuerzas en oposición. Aquel quien venza a enemigos que le son claramente inferiores o que trate de “nadar y guardar la ropa” no se verá a si mismo reconocido en las listas de los Flambeau. Si el magus no estuvo en verdadero peligro, muchas veces esto acreditado solo mediante la muerte de Compañeros o gravosas heridas, ¿podía incluso demostrar valor?

En el caso de que un acto reúna esas tres condiciones es candidato a entrar en los Anales y ser remitido a la o el Archivista en activo.

Se requieren al menos dos testigos, dotados de razón y capacidad para el habla, para que la hazaña sea valorada y ambos deben jurar que el relato de esta es certero. Este relato, en forma de carta, se hará llegar al Archivista quien lo valorará y en caso de ser necesario encargará a algún mago de la Casa realizar averiguaciones adicionales. Dado que el procedimiento lleva tiempo normalmente los Anales se publican con un cierto retraso (de entre dos y cinco años) pues el Archivista preferirá esperar a dejar fuera un acto de valor reseñable. Así pues, una vez completadas las averiguaciones dedicará una estación a preparar los Anales del año en cuestión.

En cada volumen de los Anales, denominados solamente por el año que tratan, se mencionan hasta doce actos de valor. Para cada uno de ellos se reseña el lugar, la fecha (lo más exacta posible) y los principales elementos del hecho, así como un magus principal y hasta tres magos accesorios que aunque reconocidos no son considerados los impulsores clave del acto de valor. El estilo al que todo los Archivistas tratan de acerarse es impersonal, incluso frio, centrándose solo en los hechos.

 Dado el número limitado de actos ser incluido en los Anales es un honor que impresionará a los Flambeau que se crucen con el individuo en cuestión y asegura la fama imperecedera. Para asegurar esta difusión cada tomo de los Anales es custodiado tanto en Castra Solis como en manos del Flambeau de más edad de cada Tribunal. Cualquier magus que lo desee puede encargar al Archivista una copia al coste de un peón de vis. Por su larga experiencia además un archivista puede ayudar a un mago en su investigación proporcionando precedentes y referencias

Dado que los anales se remontan a los albores del segundo milenio son no solo una fuente de fama para los Flambeau si no un recurso inestimable para cualquiera que quiera investigar el pasado de esa Casa o incluso los peligros de todo tipo (mundanos, infernales, faéricos, etc…) que pueblan o poblaron la Europa Mítica.

Como no podía ser de otra manera rescatamos algunos ejemplificantes actos de valor

Iagus ex Flambeau en la defensa de Mallorca frente al sahir Al-Murastani y las fuerzas del Arzobispo de Tarragona.

En la rada del puerto de Madina Mayurca el día cuatro de Agosto del anno domini 1147 se encontró Iagus ex Flambeau tras dos días y sus noches de persecución de una partida de mahometanos de los dichos almorávides quienes habían acudido a la isla huyendo de la villa de Hims al-Andalus, conocida como Hispalis entre los cristianos, tras su caída en manos de la secta mahometana de los almohades.

Con un contingente de hombres del Arzobispo de Tarragona comandados por Guimar de Recasens, ricohombre de dicha villa, se disponía a caer sobre la nave desarbolada cuando advirtió la llegada de una enorme sombra: un diabolico djinn bajo mando del brujo conocido como Al-Murastani quien como servidor de los nuevos amos de Hims pretendía hacer matanza de los huidos.

Reconociendo entre los desvalidos fugitivos gran numero de mujeres, ancianos e infantes Iagus ex Flambeau los declaró, a pesar de su condición pagana, bajo su égida. Combatió de la hora Prima hasta la hora Nona no solo contra tal terrible criatura y su amo si no contra sus previos aliados quienes quisieron aprovechar tal quebranto para saquear los arrabales de la villa.

Recibió Iagus ex Flambeau siete heridas de gravedad pero al finalizar la hora Nona defendía en solitario la rada, expulsado o puesto en fuga el enemigo se dejó tomar preso por las fuerzas del cadí de Mayurca.

La Casa Flambeau honra su pericia en la derrota de poderosos enemigos y su valor en poner sus fuerzas al servicio de lo correcto y no de lo provechoso. Por su gallardo acto de valor en peligro mortal frente al enemigo sea su nombre recordado.

Estadísticas

Arte/Habilidad: Tractatus Conocimiento: Casa Flambeau

Nivel: N/A

Calidad: 5 (Comunicación del autor +0, Escriba experto +1, Encuadernador Experto +1, +3)

Especial: ser mencionado en los Anales como ejecutor principal de un hecho de valor dobla el número de PX a la reputación Casa Flambeau (ver el HoH:Societates página 31), ser mencionado en cualquier capacidad permite además consolidar de golpe todos los PX pendientes en esa Reputación (sin necesidad de aplicar la norma de 1PX/año). Además usar uno de estos tomos otorga un +2 a tiradas relacionadas con investigar a un mago Flambeau reconocido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s