Noviembre Hermético 2020 (XXI): El azote de los infernalistas

La entrada de hoy también es una colaboración en este caso de otro habitual del Discord de Ars Magica en español: Waldemarne. ¡A hincarle el diente!

Título: Ars Malleus Maleficarum – El Azote de los brujos

Autor: Clavius ex Criamon

Escrito en: 1218

Difusión: Solo existe una copia (que se sepa)

En 1209 se inició la Cruzada Albigense por el Papa Inocencio III. Una persecución brutal y desmedida contra todos aquellos que profesan la religión cátara. La cruzada se encuentra en pleno apogeo en la zona de Languedoc y especialmente en la zona del castillo de Mont Segur.

Pero más terrible que las Cruzadas es la institución que se ha forjado para esta persecución sin igual: La Inquisición. 

Lo que nacerá en 1184 como una idea noble; un conjunto de hombres santos que quieren luchar contra la herejía y los malvados planes del Maligno se convertirá en uno de las vergüenzas más oscuras de la Santa Madre Iglesia.

Desde que empezaron las Cruzadas, la Inquisición ha buscado un método para identificar y clasificar a los que se encuentran del lado del Príncipe de las Tinieblas.

Con ese fin han creado un tratado llamado Malleus Maleficarum, también conocido como el Martillo de las Brujas. En este tratado se identifican los diferentes tipos de brujas y brujo. Lo más importante cómo saber cuándo un hombre de Dios está intentado ser engañado por una persona que ha tenido tratos con el Diablo.

Los magi de Mistridge han sufrido mucho desde el inicio de las Cruzadas. Aunque han intentado mantenerse al margen lo cierto es que el cerco de la Iglesia se cierra cada vez más sobre la joven Alianza. Los magi han tenido que ser testigos impasibles de la captura y desaparición de numerosos grogs a su servicio acusados de herejía o de practicar el pecado nefando (la homosexualidad).

Uno de ellos fue el amante de Clavius de la Casa Criamon. Un hombre estudioso de la mente y la filosofía de Aristóteles. 

Cuando llegó a los oídos el modo en que identificaban a los “herejes” los clérigos del Santo Oficio el maugs intentó convencerles de que Otelo (su amante) era inocente. Pero con palabras no consiguió nada. Su método, decían los clérigos, era infalible.

Desesperado, Clavius solicitó una prórroga de seis meses para conseguir demostrarles que Otelo no era un enviado del Maligno. Los clérigos al cargo de la Inquisición aceptaron su propuesta. En parte debido a su curiosidad y en parte debido a que ellos mismos tenían sus dudas sobre sus métodos.

Sin apenas descanso y mediante ayudas mágicas, Clavius consiguió crear un volumen donde se hallaban auténticos métodos para identificar el fuego infernal en el alma de los hombres. Su trabajo fue intenso e incluso llegó a caer en el Crepúsculo del mago. De cuya experiencia su mente se desligó de sus vínculos con el cuerpo. Aquello provocó que cayese enfermo y no pudo cumplir con el plazo al que se había comprometido con los clérigos. Al ver que no aparecía a su cita, Otelo fue quemado en la hoguera.

Cuando Clavius se recuperó de su convalecencia y supo de las noticias de la muerte de su amante, su alma se fracturó y estuvo mucho tiempo alejado de sus estudios mágicos.

Pasaron varios años antes de que se acordase de su libro y de su finalidad. En honor a Otelo, decidió finalizarlo y dar lo mejor de sí mismo. Irónicamente, su accidente con el Crepúsculo liberó su mente de modo que alcanzó cotas en sus estudios y resultados que jamás habría imaginado.

En cierto modo irónico decidió llamar al libro “Ars Malleum Maleficarum” 

Lo más destacado del libro y que lo hace muy valioso es que cuentan que en su interior se describe cómo romper el límite infernal según el cual un demonio puede mentir y no ser detectado por la magia. Los que lo han visto o revisado dicen que es un método inmaduro y precario pero con tiempo y estudio se podría llegar a romper ese ansiado límite a la magia hermética. 

Estadísticas

Habilidad/Arte: Summa de Intellego

Nivel: 9

Calidad: 6 (Comunicación del autor +1, Encuadernador experto +1, Ilustrador experto +1, +3)

Especial: N/A

1 Comment

  1. ¡Dos libros en un solo día! ¡Qué despiporre! Mola también, me ha hecho pensar que tal vez Jacob Sprenger fuese un magus que tomara esto dos siglos después y lo retorciera para sus perversas maquinaciones…
    Muy interesante esa parte final, que supondría romper uno de los Límites de la Magia, aunque fuese de los menores…

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s