Noviembre Hermético 2020 (XXV) : Tras los pasos de la Diosa Madre

Hoy tengo el placer de presentar una nueva colaboración para este Noviembre Hermético. De las manos de Clara Martin nos llega esta propuesta que bien puede servir para integrar la misteriosa magia de la Diosa Madre en vuestras sagas y abrir la puerta a que vuestros magos puedan recuperar un conocimiento largamente perdido.

Título: Las palabras de la Diosa

Autora: Mercia Ex Miscellanea

Escrito en : 1292

Difusión: Una única copia en Stonehenge

Poco o nada se sabe de las personas que poblaron la “vieja Europa”, de quienes caminaron por los que ahora llamamos nuestros bosques o habitaron en las entrañas de la tierra en el tiempo en el que aún eran capaces de sentir sus secretos; esos misterios sencillos que se esconden en el susurro de las hojas y el olor de la tierra. Las invasiones, los siglos y después los milenios de historia borraron del recuerdo a la vieja cultura matriarcal que rendía culto a la Diosa Madre, símbolo de la fertilidad de la tierra y de la mujer sin que existiera desunión entre ambas. El lenguaje de estos primeros pobladores nunca fue escrito y el tiempo cubrió la cultura y la lengua de estas personas con su capa de olvido.  Pero algunas de aquellas palabras, aunque deformadas por el paso de las generaciones y las culturas, en cierto modo pervivieron, cargadas del poder de la antigua magia, en la mente de unas pocas mujeres que, en secreto, a la luz de la lumbre, susurraban a sus hijas las palabras de la Diosa. 

Mercia ex Miscellanea es la hija de una de estas mujeres. Su madre, consciente de gestar una niña, arrulló a Mercia (que entonces tenía otro nombre) con el lenguaje de la Diosa desde que la tuvo en su vientre. Para bien o para mal, la niña nació con el Don y aunque esto le sirvió para que su madre pusiera especial empeño en transmitirle su conocimiento, a los pocos años, una maga de la orden de Hermes, Caitlin ex Miscellanea, separó a la pequeña de su familia para tomarla como su aprendiz. A pesar del empeño de Caitlin por conservar el legado materno de su filia, la niña fue separada demasiado pronto de su madre y gran parte del conocimiento que habría de serle legado a la pequeña se perdió, sin embargo, rescoldos del antiguo lenguaje y su significado quedaron guardados en la memoria de la niña.

Azares del destino llevaron a Mercia en su juventud a formar parte de una poderosa alianza del tribunal de Stohenhenge. Allí el “librarius” de la alianza, un erudito Bonisagus, pidió a sus sodales contribuir a la biblioteca de la Alianza aportando obras a cambio de poder estudiar los volúmenes de esta. Esta medida enfadó a Mercia, pues, si no era escribiéndolos ella misma, no veía otra manera de aportar libros y para poder escribirlos se veía obligada a mejorar su Latín, una lengua que la joven despreciaba pues, en comparación con las sombras de las palabras de la Diosa que poblaban su mente, el latín se le antojaba una lengua ineficaz y limitada a la hora de expresar la polisemia de las cosas, por esto lo consideraba una cárcel para el pensamiento y en consecuencia para la magia.

Afortunadamente, su pareja, Donatien de Apromor, la persuadió sin mayor dificultad de que contribuyese a la Alianza escribiendo libros. Mercia finalmente mejoró su latín y escribió dos aburridos tractatus para la biblioteca (uno de teoría mágica y otro de penetración).

Escribirlos no fue fácil para ella, pues le resultaba especialmente complicado mantener la atención en una tarea hacia la que no sentía ninguna motivación. Sin embargo, fruto de sus divagaciones en el scriptorium surgió la idea de escribir otra obra una, a su juicio, realmente interesante. De este modo comenzó a dar forma a “Las palabras de la Diosa”, un tractatus en el que trató de transcribir al galés (su lengua natal) y al latín, los desdibujados fragmentos del lenguaje que guardaba en su memoria; aquel que resonó hace milenos en el continente.

Tras transcribir fonéticamente los términos al galés lo mejor que pudo, intentó en un principio traducirlos. Pero no tardó en darse cuenta de que esto era una tarea imposible y que tan solo desvirtuaba las palabras sagradas que guardaba en su mente, así que desecho el primer borrador y comenzó a dedicar a cada término que recordaba varias páginas de poemas, alegorías e ilustraciones a través de las que trataba de explicar el significado de cada palabra. Las alusiones a la naturaleza, la tierra, los ciclos lunares, el agua, las cuevas y la serpiente son continuas y la noción de la unión de los opuestos impregna toda la obra. Imágenes de espirales, triángulos, zigzags y ondas, así como figuras femeninas de pechos y caderas voluminosos se repiten en incontables combinaciones enmarcando las palabras.

Desde un punto de vista hermético el volumen no tiene demasiado valor pues solo sirve al lector para aprender sobre la “fertilidad” un conocimiento no especialmente popular en la Orden de Hermes.

Sin embargo, a nivel arqueológico podría tratarse de la única transcripción de unos pocos términos, últimos rescoldos, de una lengua de transmisión oral olvidada hace milenios cuyo origen podría remontarse al neolítico. La cubierta del libro es una tablilla de arcilla cocida en la que Mercia grabó representaciones arcaicas de la Diosa. La única copia del tractatus que existe se encuentra en la biblioteca de su Alianza. El libro cuenta con una dedicatoria “A Donatien, que me ayudó a ver con ojos nuevos la Belleza de la creación”. 

Estadísticas

Habilidad/Arte: Magia de la Fertilidad (Descubrimiento Hermético)

Nivel: N/A

Calidad: 7 (Comunicación de la autora +2, Resonancia +2. +3)

Especial: El libro está escrito en galés por lo que es necesario dominar esa lengua para comprenderlo. El libro no aporta PX si no puntos de avance hacia el descubrimiento o integración de la Magia de Fertilidad de los Primeros Pueblos largamente perdida.

Nota de diseño: para entender como funcionan los puntos de avance y los descubrimientos debe acudirse al Casas de Hermes: Castas o a este post de Ars Rolica. La Magia de la Fertilidad está explicada en el capítulo IV de Ancient Magic.

7 Comments

  1. Interesantísimo aporte, en especial teniendo en cuenta que hay escasísimos textos que hablen sobre la magia de la fertilidad. Uno de mis jugadores que investigó ese avance en tiempos habría pagado mucho vis por un tractatus así…

    Liked by 2 people

  2. Bonita dedicatoria. Espero que este libro pueda materializarse en el venidero 1292 y sea una visión propicia.

    Impresionante este noviembre hermético de tu blog, tadeIn.

    Liked by 3 people

  3. Ojalá los caminos de Destino sumen este volumen a la biblioteca y permitan a Donatien leer su dedicatoria. 😉

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s