¡Unboxing! El Liber Novembrium Hermetici y más

Con vocación de servicio a la Orden de Hermes este humilde cronista abandonó el pasado viernes su plácido y comodo sanctum para ejercer de Boina Roja eventual.

Crucé picos nevados, desafié a criaturas de terrible poder, confundí a saqueadores y barones con ansia de rapiña…bueno en realidad hice un breve trayecto en Metro. ¿Y con que objetivo? Pues el de recibir de las manos del propio Teotimus los ejemplares de la edición autogestionada del Liber Novembrium Hermetici y sus traducciones de las aventuras: La Tempestad, Cuento de Invierno y Noche de Reyes. Libros como recordareis que el propio Teotimus, con algunas inestimables ayudas en la maqueta del Liber, se ha encargado de compilar, traducir y editar para disfrute de la comunidad de Ars Magica en lengua hispana.

Así que con una vez regresado a mi sanctum toca el momento de realizar ¡el unboxing!

Veamos como han fructificado los esfuerzos de Teotimus.

La Tempestad, Cuento de Invierno y Noche de Reyes

Lo primero que llama la atención de estos tres volúmenes es lo bien que encajan con los libros “oficiales” de Atlas Games para la quinta edición. Como podéis ver en la imagen los libros son prácticamente del mismo tamaño que los oficiales y el formato de las tapas casa exactamente (aunque el ojo avizor detectará que la filigrana tiene una posición ligeramente distinta). La única pega es que en la portada de la Tempestad la imagen del rosetón central aparece ligeramente desplazada a la izquierda.

En cuanto a la encuadernación de tapa blanda debo confesar haber quedado gratamente sorprendido. Con el miedo que las encuadernaciones de Ars Magica en español han despertado, y con razón, en el pasado puede decirse que estos manuales deberían probarse más resistentes al uso. Así pues, incluso tras haber probado a abrir de par en par cada manual y doblarlo un poco estos han recuperado su forma sin quedar abombados.

La contraportada también sigue la línea de Atlas Games y ambos libros serían difíciles de distinguir si no fuera por el logo de la compañía y el código de barras.

Si abrimos el libro, y sin entrar en el contenido que ya es conocido, de nuevo encontramos fielmente reproducido el esquema de los libros de Atlas Games. Aunque en este caso incluso creo que el interlineado utilizado por Teotimus es algo mayor que el de Atlas Games lo que facilita la lectura. El juego de grises para los textos, títulos e injertos es el habitual de la Quinta Edición en lengua inglesa hábilmente reproducido y en mi opinión superior a algunas otras versiones monocromas de Ars Magica. El papel es de buena calidad y un grosor más que aceptable de nuevo comparable a la quinta edición de Atlas Games y en cualquier caso mejor que el papel de fumar que por ejemplo utilizó La Factoria de Ideas en los manuales como El Grimorio del Mago.

Nos encontramos ante unos productos que bien podrían considerarse, a nivel de presentación y hechuras, puramente profesionales y que nada desmerecen a las ediciones “profesionales” del juego.

Por buscarles un defecto hay que decir que Teotimus ha sido en exceso modesto. No se ha incluido, como en mi opinión debiera, en los créditos junto a los autores y maquetadores de la edición original si no solamente con una discreta nota al pie de la página.

Liber Novembrium Hermetici

Pasamos ahora al cuarto de los volúmenes: el tomo que recopila cuatro años de Noviembres Herméticos del blog de Ars Rolica. Voy a centrarme en el continente pues el contenido, y su gran calidad, ya es conocido de sobras (y si alguno no está al día ¡a ponerse a leer!)

En este caso lo primero que llama la atención es el tamaño del libro. Es perceptiblemente más alto que los volúmenes de Atlas Games y también (incluso teniendo en cuenta que es de tapa blanda) más grueso. Y no es para menos pues ofrece 200 páginas de contenido frente a las en torno a 140 que componen un manual adicional de Ars Magica.

En cuanto al interior es a todo color en lo que respecta a títulos, marcos de páginas y marcadores de capítulos, pero blanco y negro en lo que respecta las ilustraciones. Debo decir que eso me sorprendió en un principio, pero tras un par de repasadas me parece una decisión muy acertada. Así hay una mayor coherencia entre las distintas ilustraciones que le dan un toque a vieja escuela muy bienvenido.

Otro punto que me ha sorprendido muy gratamente es que hay tanto dos índices. Uno al principio para navegar por los libros y luego una detallado en cada libro. Eso, al menos a mí, me ha facilitado el encontrar entradas concretas más que un índice larguísimo al principio.

En cuanto al interior decir que la maqueta me parece muy buena. Evitando caer en la artificiosidad y sin tratar de hacer una copia del material de Atlas Games el fondo claro, la elección del tipo de letra y los resaltes en color limitados a títulos y subtítulos me han resultado de muy buen gusto y fácil lectura.

Decir además que el libro contiene detalles que demuestran que esta es la obra de alguien que realmente siente un gran cariño por el juego. Detalles como que el pie de las páginas pares lleve siempre un sello de cera con el emblema del capítulo me han encantado.

En general creo que ha quedado un producto excelente en fondo (que ya lo sabíamos) y en forma. Quizás entre los modelos de suscripción y entregas periódicas que se plantea Atlas Games deberían explorarse ideas como esta de pequeños volúmenes que aportasen recursos alrededor de un tema específico.

Solo puedo sacarle dos puntos de mejora, por llamarlos de alguna manera, al Liber.

En primer lugar: autoflagelarse por no haber planteado a Teotimus que este libro se hiciera en tapa dura. La verdad es que dado el número de páginas se sitúa en el limite de lo que es cómodo en tapa blanda pero es que sobre todo el material se lo merece ¡Nos pudo el complejo de Comunidad pequeña! Pero quien sabe si habrá edición de los cinco años y entonces si que se podrá hacer una edición en tapa dura.

En segundo lugar lamentar dos omisiones en el contenido. Me hubiera encantado tener también en el volumen los “Casos de Faustus” que si bien solo son nueve y no treinta entradas son una joya y complementan magníficamente al Castas para los Guernicus. Y al menos personalmente he echado a faltar un prologo o introducción del propio Teotimus explicando y contextualizando el Liber. Por algunos de los posts que hay en Ars Rolica sobre la historia de Ars Magica y el papel de Teotimus como totem del juego en habla hispana creo que podría haber salido una reflexión interesante.

En resumen: los materiales han salido tan bien o mejor de lo esperado y ha sido una suerte poder echarles mano. Entre esto, el exitazo del Verkami y el Tribunal de Iberia ¿será 2021 el año triunfal de la Orden de Hermes en español?

2 Comments

  1. Jajaja… ¡esto es lo más grande del mundo! ¡Un unboxing del Liber y de la Tetralogía-Trilogía! No sé ni qué decir, maestro… Y encima tuve el privilegio de conocerte en persona en las brumosas tierras de las afueras de la ciudad, ¿qué más se puede pedir?

    Voy a aprovechar tu entrada para responder algunas cosas y, de paso, aclarar algunas cuestiones sobre estos libros que igual nunca he comentado (o no he comentado suficiente).

    Lo primero y más doloroso: el desplazamiento de la ilustración circular de portada de La Tempestad. Como se suele decir, si es más grande me pega, pero os aseguro que hasta que no empecé a ensobrar los libros la semana pasada, ni me di cuenta. Lo peor de todo es que con Cuento de Invierno había pasado algo similar (“herencia”, supongo, del primer libro), y ahí sí que lo vi y rectifiqué, pero aquí se me pasó por alto. Os pido perdón a todos los que recibiréis las copias, cualquier error en portada, por menor que sea, es grave. Mea culpa.

    Coincido contigo en que los libros de la Tetralogía tienen pinta de aguantar bien bastante tralla pese a ser tapa blando. El único pero es que en algunos casos, las imágenes no tienen la resolución que sería necesaria, pero como ya comenté en su momento, los materiales de origen eran los que eran y no daban para más…

    Sobre el Liber, poco que añadir a lo que has comentado sobre el diseño: Sylph hizo un trabajo soberbio, lleno de detallitos que a primera vista te pueden pasar desapercibidos, pero nada está ahí por casualidad: ni el sello de cera, ni el iconito en la parte superior derecha que identifica cada capítulo del Liber… nada de nada. Su trabajo no tiene precio, literalmente.

    Sobre la tapa dura, confieso que ahí pequé de poco ambicioso. Llegué a pedir precio por la tapa dura pero me pareció que subía tanto (si no recuerdo mal se iba a casi los 30 euros por copia) que me pareció que el interés en el producto decaería un poco, así que decidí “sacrificar” la tapa dura para que el producto fuese más accesible y la gente se lo pensara menos, siendo una ocasión única. Tal vez me equivoqué, no lo sé, a posteriori ha habido varios fans que me han dicho que no les habría importado pagar más. ¿Tal vez para una edición quinto aniversario, como comentas?

    Lo de las imágenes en blanco y negro en el Liber fue una decisión económica que acabó convirtiéndose en decisión estética. Necesitaba llenar espacio en algunas partes del Liber en las que la extensión de texto quedaba muy corta, y no todo se podía llenar con imágenes de dominio público. Como poner imágenes de stock a color habría sido bastante caro, al final me decanté por las de blanco y negro, y me parece que a la vista de cómo ha quedado, fue un acierto. Para la versión de 2020 había pensado en poner imágenes a color, pero no sé si será traicionar un poco la esencia del Liber (y de Ars). Aún no sé qué haré.

    Ah, y sobre los Casos de Flavius. No te creas que me he olvidado de él. De hecho, a cada año que pasaba me lo volvía a plantear, porque le tengo mucho cariño a ese Noviembre (paradójicamente, el menos conocido, probablemente). Pero nunca he sabido cómo incluir en un formato estático como un libro un contenido que nació con una clara intención dinámica, en la que yo planteaba un caso y los lectores proponían posibles resoluciones. A día de hoy sigo dándole vueltas al tema y sigo sin saber cómo poner ese contenido en página. Si alguien tiene una propuesta coherente, no tendría ningún problema en incluirlo en alguna próxima edición.

    Y lo del prólogo… pues también te doy la razón, pero ni se me pasó por la cabeza. Desde mi pequeña torre de marfil asumí que todo el mundo sabría qué era el Liber y cómo se gestó, y tal vez una pequeña explicación a modo de introducción habría resultado útil. Tomo nota, también, por si algún día hubiera una nueva edición de esto.

    De nuevo, muchas gracias por los halagos y por la entrada. ¡Qué gran comunidad hay aquí, por Hermes!

    Liked by 1 person

  2. ¡Qué unboxing tan minucioso!. Y como bien comenta Teo, no sobra nada. Se intentó decir más con menos. En cada página, par e impar, intenté que hubiera al menos un señalizador de cada capítulo para facilitar su funcionalidad a la hora de hacer una consulta o una búsqueda rápida entre su páginas, y a ésto contribuye también el cambio cromático del ribete. Tan sólo con esas modificaciones sutiles entre unos y otros, fue suficiente para darle un aire distinto, manteniendo la estructura de conjunto.
    Coincido en que añadirle un prólogo hubiera estado muy bien. Gracias por las buenas palabras, y por valorar el trabajo que hay detrás.

    Liked by 3 people

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s