De vuelta a la brecha….

De la misma manera que un magi sale del Crepúsculo a este blog ya le iba tocando ponerse al día.

Y como no podía ser de otra manera habrá que empezar con un articulo dedicado…a aquellos que no escriben. ¡Ahí van algunas propuestas relacionadas con este tema para que podáis incorporar a vuestras sagas!

Aquello que nunca se escribió: obras inacabadas

Aparte de las obras fragmentarias, desaparecidas o aquellas que solo conocemos por el resumen que otros autores hicieron de ellas (y que merecen un post separado) también hay varios ejemplos de libros medievales que, por circunstancias variadas, resultaron inacabados. Acabar esos libros, aclarar la razón por la que nunca se completaron, o incluso descubrir que los autores si que los acabaron y encontrar el resto de la obra podrían ser interesantes aventuras para magi y compañeros.

A continuación, se proponen tres obras que, al menos en nuestra versión de la historia, quedaron inacabadas. Para cada una he puesto una breve reseña (¿De que va?), de que manera meterla en una saga (¿Por qué es importante?) y algunos ganchos para animaros a empezar del hilo (¿Dónde empezar a buscar?).

Debe notarse que dos de los tres ejemplos son tardomedievales y por lo tanto ligeramente posteriores al escenario “estándar” de Ars Magica de 1220.

Summa Theologica de San Tomás de Aquino

¿Qué es?

Considerado como el texto básico de la escolástica medieval, es decir la teoría filosófica que hibrida el pensamiento de los filósofos clásicos con el Cristianismo, este extenso manual fue concebido por Tomás de Aquino (1225-1274) como un compendio de respuestas a todas las preguntas sobre la fe . La función de los sacramentos, la naturaleza de Dios o la importancia de la voluntad y la ley son algunos de los puntos que trata.

En este caso sabemos exactamente por que Santo Tomás dejó de escribirla. Afirmó a su secretario que en el día de San Nicolas de 1273 (6 de Diciembre) estando celebrando la misa tuvo una visión que le hizo comprender que todo lo que había escrito “no eran si no briznas de paja”.

¿Por qué es importante?

El Summa Theologica es el “manual base” y máxima autoridad sobre metafísica y Cristianismo de la Europa Mítica. Fue aceptado como autoridad prácticamente revelada por parte de todos los pensadores y clérigos durante siglos y formó la base no solo del pensamiento culto si no, por filtración, de las mismas concepciones populares sobre el Cielo, Dios y los santos.

Poder obtener las partes que faltan además arrojaría luz sobre la tercera parte de la Summa (la inacabada) que trata de un tema tan jugoso como es el fin del mundo. ¿Descubrirían ahí los lectores pistas sobre la llegada del Maligno? ¿Consejos para resistir a la Bestia? Además esa tercera parte inconclusa también trata sobre los sacramentos y “su eficacia en el mundo encarnado” lo que ¿no suena muy próximo a un intento de Santo Tomás de Aquino para sistematizar el poder Divino igual que Bonisagus hizo con la magia? Y si  esto fuera así ¿podría el escrito perdido dar lugar a una revolución como la fundación de la Orden? ¿Quizás a una Orden de magos eclesiásticos?

Finalmente está el espinoso tema de la visión que puso fin a su obra (el santo falleció unos tres meses después) ¿Qué vió exactamente el santo? ¿Fue realmente una visión celestial o de algún otro poder que quiso poner freno al avance del Divino?

¿Dónde empezar a buscar?

El primer lugar al que encaminar los pasos de los personajes sería probablemente la Universidad de Paris en la que Santo Tomás era profesor. Aunque deberán ir con cuidado de no despertar las iras o sospechas de los doctores de la Iglesia (entre los cuales por ejemplo los Franciscanos aun le guardan rencor) ni de verse envueltos en las disputas entre la Universidad y el Consejo de París.

El segundo lugar, y más sorprendente, es hacia el sur en la ciudad italiana de Florencia. Ahí un joven Dante está empezando a componer La Divina Comedia (que algunos llaman “la Summa en verso) y sostiene que Carlos de Anjou hizo envenenar al teólogo. ¿Tiene razón el literato? ¿Y pruebas? Y lo más importante ¿puede la Divina Comedia aportar medios para viajar al mismo Cielo y consultar con el santo?

Los Cuentos de Canterbury de Geoffrey Chaucer

¿Qué es?

Geoffrey Chaucer (muerto en 1400) escribió sus famosos Cuentos de Canterbury alrededor de la década de 1390. Estos son una de las primeras obras de ficción modernas y describen los cuentos (jocosos e incluso algo atrevidos) que un grupo de imaginarios peregrinos se cuentan unos a otros para pasar el tedio mientras avanzan hacia el santuario de San Tomas Becket (Arzobispo de Canterbury asesinado por orden de Enrique II) .

Dichas historias (de las cuales hay 24) tienen cada uno un narrador distinto que responde a un arquetipo cultural de la Inglaterra de la época. Y en ese numero reside la pista que ha llevado a que la historiografía considere la obra como inacabada. Pues en el primer “cuento” (que actúa como prólogo) Chaucer menciona por su epíteto a 27 peregrinos y da a entender que puede haber hasta treinta de ellos.

¿Por qué es importante?

La importancia de los Cuentos de Canterbury no solamente reside en que es una de las primeras obras escritas en inglés vernáculo (y por lo tanto clave para la evolución del idioma) si no por su increíble, y longeva, influencia en el panorama cultural británico. Los personajes de Chaucer funcionaron como verdaderos arquetipos y puntos de referencia que cambiaron profundamente la imaginación de los ingleses siendo su influencia solo superada por Shakespeare ya en la época isabelina.

Y si empezamos a hablar de arquetipos, imaginación e historias en Ars Magica…¿no estamos hablando de lo feérico? ¿Y si los cuentos de Chaucer no fueran si no un catalogo de poderosas hadas inglesas? ¿Y contuvieran pistas y advertencias sobre como tratar con ellas y conseguir sus dones?

En ese caso lograr encontrar los cuentos que faltan bien podría ayudar a hacer avanzar el conocimiento que la Orden tiene de lo feérico o incluso entrar en contacto con poderosos aliados o enemigos de tan misterioso reino.

¿Dónde empezar a buscar?

Lo primero y principal es reconstruir el viaje de los peregrinos. Entrar en ese espacio “liminal” del viaje en el que los personajes alejados de sus Alianzas y espacios comunes puedan seguir, como si de un ritual se tratara, el camino a Canterbury para propiciar el encuentro con personajes salidos de sus páginas. A bien seguro que si uno “actúa” en una representación en tiempo y lugar de los Cuentos las hadas acudirán poderosamente atraídas.

Como alternativa los magos que no quieran acudir hasta tierras inglesas pueden seguir la pista de los peregrinos a través del arte románico por toda Europa. La historia del martirio de Thomas Becket tuvo un gran impacto por toda Europa y representaciones de su muerte, así como de su veneración decoraron las paredes de muchas capillas europeas. Así por ejemplo en tierras Iberas el matrimonio de Alfonso VIII con Eleanor Plantagenet (hija del rey que ordenó el asesinato de Becket) introdujo la veneración del Santo a través de un mural en la Iglesia de San Nicolás en Soria que luego tendría su replica en la iglesia de Santa María en Terrassa. Pero no solamente eso tras el jubileo de su martirio (ocurrido precisamente en 1220) surgieron por todo el mundo medieval numerosas capillas dedicadas al santo en el mundo de raíz normando: Flanders, Francia o incluso Sicilia.

El Critias – Hemocrates de Platón

¿Qué es?

El Critias es el segundo de la trilogía final de diálogos platónicos, en los que utilizando el personaje de su maestro Sócrates el filosofo expone sus tesis en forma de conversación entre Sócrates y otros personajes. Esta trilogía empieza con el dialogo Timeo, prosigue con Critias y sabemos, pues es el tercer personaje en el dialogo con el que Sócrates dice “que ahora tendremos ocasión de hablar”, que Platón planeó una tercera parte: el Hemocrates.

No está claro por que Platón no lo acabó. Plutarco nos dice que murió pero algunas fuentes disputan ese punto y señalan que el filósofo ateniense sencillamente perdió el interés en el tema del dialogo.

¿Por qué es importante?

El Critias podría incluirse entre los diálogos “políticos” de Platón donde este expone su, a veces peculiar, sentido del estado y la política. Encontrar por lo tanto este ultimo dialogo sería importante para conocer cual, de las dos versiones de la ciudad ideal platónica, la basada en la persuasión que aparece en La Republica o la más aterradora y totalitaria de El Político, acabaría imponiéndose. Solamente por este hecho el texto ya sería clave para revolucionar en un sentido o en otro el pensamiento político no solo de la Orden si no incluso de toda Europa. ¿Sería una versión “dura” el argumento definitivo para que la Casa Guernicus se quitase la máscara? ¿Apoyaría la Casa Tytalus una lectura que basase toda aceptación del Código solo en el continuo consentimiento de los magi?

Pero para acabarlo de redondear los magos seguramente tendrán un gran interés no solo en el mensaje del dialogo si no en el propio texto de este en sí. Pues durante esta última trilogía es cuando Platón explica con detalle el mito de la Atlántida. La famosa isla “más allá de las columnas de Hércules” aparece descrita con detalle en los dos diálogos que conservamos ¿Qué otras pistas para encontrar esa isla y sus tesoros podría contener el último dialogo? ¿Se desatará una carrera por hacerse con sus secretos? ¿O incluso para colonizar para la Orden o los reinos cristianos esa tierra bendecida por Poseidón?

¿Por dónde empezar a buscar?

El principal problema para recuperar cualquier texto platónico son los casi quince siglos que separan a los magos del filósofo. Cualquier búsqueda de textos desconocidos implicará largos y arduos viajes a polvorosas y celosamente guardadas bibliotecas. Desde Constantinopla a las Alianzas de Thebas en el Egeo, pasando por las escuelas de traductores de Toledo o incluso los restos de la biblioteca de Alejandría en tierras mahometanas.

Como en los casos anteriores hay una segunda opción, pero esta es algo más arriesgada. Platón está muerto, pero lo hizo sin conocer la salvación a manos de Cristo ¿es posible que su alma o su fantasma vaguen por el Hades o el Eliseo? ¿Se atreverán los jugadores a bajar a tan tenebroso regios para interpelar directamente al filósofo? ¿Regresarán para poder utilizar lo que aprendan?


Y de regalo… ¡un demonio flagelo de los escritores!

Mizomurabial, fustigador de la Pereza

Orden: Acusadores

Poder Infernal: 15

Características: Int+2 Per +3 Pre +0 Com+4 Fue+0 Vit+1 Des-1 Rap+2

Tamaño:  -1

Confianza: 1 (3 puntos)

Virtudes y Defectos: Invisibilidad para la Magia*, Mañana con Liderazgo

Rasgos de personalidad: Severo +3, Implacable +5, Astuto +6

Reputación: Impulsor de la escritura +3 (Infernal)

Jerarquía: 3

Habilidades: Arma de una mano (Mangual) 5, Concentración (Invisible para la magia) 4, Conocimiento Orden de Hermes (Escritores) 4, Liderazgo (Intimidar) 6+2, Profesión: Escriba (Summa) 4,

Poderes: Castigar al Perezoso (0 puntos Ini+3 Corpus, cada golpe de su mangual inflige una poderosa quemazón que aplica el doble de penalizadores por heridas de los que corresponderían pero que sana espontáneamente al llegar la siguiente hora canónica**) Coagulación (2 puntos, Iniciativa -1, Corpus, permite al demonio tomar forma física)

Debilidad: Cerveza, si se abre un barrill de cerveza Mizorumibal se arrojará a beberlo y podrá ser atrapado cerrando y haciendo sobre este el signo de la Cruz

Vis: 3 peones de vis en la barba

El demonio Mizomurabial ha emprendido lo que casi podría llamarse una cruzada contra el pecado capital de la Pereza. Ha escogido como victimas a todos aquellos miembros de la Orden de Hermes que, en su opinión, no realizan los suficientes esfuerzos para poner por escrito sus conocimientos y avances herméticos. Hay un cierto debate si eso es un astutísimo plan del Averno para forzar en un futuro la difusión de secretos de la Orden o si sencillamente el demonio lo hace por encontrar placer en ello.

Mizomurabial suele aparecer con la forma de un hombre con cabeza de oso (aunque algunos afirman que es solamente muy barbudo) y aprovecha su Invisibilidad para la Magia para evitar ser expulsado mientras fustiga al “perezoso” mago con su mangual. Habitualmente aprovechando para lanzar Castigo del perezoso sobre la victima hasta que esta se disponga a trabajar. Mientras trabaja ofrece consejos que, según admitió Guiela ex Tytalus, demuestran un amplio conocimiento de la bibliografía de la Orden.

Algunos afirman que fue este solo demonio quien persiguió y “motivó” al Colens Arcanorum (grupo de Bonisagus encargados de recopilar los mejores textos de laboratorio de un periodo heptanual) entre 1204 y 1206.

*Ver el Casas de Hermes: Castas

** La hora canónica es la subdivisión del día en función de las oraciones (fuera de la misa) que los monjes debían rezar. Empieza en Maitines (mas o menos una hora y media antes del amanecer), sigue con Laudes (al amanecer) y avanza en tramos de aproximadamente tres horas (Primar, Tercia, Sexta, Nona y Vísperas) hasta el cierre del día tras la puesta del sol y la cena con Completas.

2 Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s