Noviembre Hermético 2021 (XII): Tendiendo puentes

Nombre y tipo: Construcción de obra civil (Fabricación)

Descripción:

Aunque muchas veces se ha querido señalar el medievo como una época de atraso, superstición y decaimiento de la ciencia la verdad es que por ejemplo en el campo de la ingeniería se produjeron interesantes avances y que muchas veces la caída en ruinas de edificios de la Antigüedad se debió más a la falta de uso y fondos que una supuesta estupidez de las gentes medievales.

Así por ejemplo en el campo de la obra civil se siguieron realizando avances o ampliaciones en calzadas romanas preexistentes. Las nuevas carreteras medievales solían construirse idealmente en la cresta de las colinas, para facilitar que no quedaran anegadas con las lluvias, y aunque de menor calidad que las romanas permitían el trafico constante de viajeros y mercancías.

Por otro lado las gentes del medievo seguían entendiendo, reparando y utilizando los acueductos romanos. Así por ejemplo el acueducto de Valens en Constantinopla siguió en uso hasta que la caída de población de la ciudad, tras la Cuarta Cruzada, lo hizo innecesario. Aun así el famoso viajero Ruy González de Clavijo en su camino hacia la corte de Tamerlan en 1403 dejó escrito que el acueducto funcionaba y traía agua fresca a la urbe.

Aunque la joya de la obra civil medieval fueron los puentes. Avances como el arco de medio punto (el arco típico de las construcciones románicas) permitieron construir puentes mucho más largos, anchos y resistentes que aquellos que los romanos habían trazado. Algunos puentes como el puente de Londres original datan de esa época y en ciertos casos, como el puente Carlos de Praga, siguen en pie hoy en día.

La técnica de construcción de puentes medievales era compleja y demostraba la mente ingeniera de las gentes del medievo. Se empezaba por medir el punto a cruzar, idealmente algún remanso algo menos profundo y con corriente lenta, para determinar el numero de arcos y pilones necesarios. Luego en cada lugar donde iría uno de los pilares se clavaban estacas en el suelo hasta crear un espacio que si no era estanco al menos podía ser achicado (con cubos) hasta crear un espacio mas o menos seco en el que poder construir sobre el lecho del río.

Los pilares como tal no solían ser de piedra maciza (¡la piedra era un material de construcción caro!) si no que tras formar un exterior de piedra labrada el interior se rellenaba con grava y tierra. Una vez construidos al menos dos pilares se unían con un arco. Estos solían tener un diámetro de mas o menos 7 metros, aunque podían llegar a los 10.

Como puede esperarse el proceso técnico era complicado, y con un cierto peligro pues al parecer los accidentes mortales eran frecuentes. Por si fuera poco los ingenieros medievales raramente recibían una educación formal y reglada por lo que a veces sus conocimientos, como la calidad de los materiales, eran algo irregulares. Esto llevó a no pocos puentes deteriorándose de forma rápida y requiriendo constantes reparaciones.

Pero claro está que el mayor problema de la obra civil en la edad media era el mismo que hoy en día: era increíblemente cara y difícil de financiar. En una época en la que el mismo concepto de estado estaba en ciernes movilizar los recursos, por ejemplo, un constructor de puentes y su cuadrilla eran profesionales muy cotizados que había que pagar, para asumir estas complejas y largas obras así como su mantenimiento. Normalmente los puentes eran sufragados con ingresos extraordinarios, como una asignación del parlamento o el producto de un saqueo, lo que significaba que cuando el dinero se acababa la siguiente asignación presupuestaria podía tardar meses o años en llegar. Esto solía llevar a la perdida de talento, la mayoría de cuadrillas eran mas o menos itinerantes, o a la degradación de la obra por lo que al reemprenderse muchas veces era necesario empezar sencillamente reparando lo ya acabado.

Claro está que los beneficios de un buen puente eran inmensos. No solamente proporcionaba una manera segura de cruzar el rio si no que dinamizaba el comercio, permitía cobrar peajes, bloqueaba el paso a navíos invasores e incluso en algunos casos ¡proporcionaba espacio en el que construir casas!

Versiones exigua, normal, abundante y legendaria

  • Exigua: la Alianza de Volkers en el Rihn ha visto tiempos mejores. Tras un largo invierno sus mesnadas han sido dispersadas y los grogs se han visto forzados a subsistir trabajando como peones para el Margrave de Turingia construyendo carreteras. El trabajo es agotador y hecho más dificultoso por tener que cumplir con los tiránicos plazos del apoderado del Margrave un desagradable capataz llamado Helmut. Cuando los grogs lleguen a la Alianza de los personajes confesando haber matado a Helmut y enterrado su cuerpo bajo la carretera que han pavimentado ¿Cómo reaccionaran los jugadores? ¿Harán lo correcto y los entregarán o se sentirán tentados de poder echar mano a los recursos de la Alianza invernal?
  • Normal: el mago Pityr ex Verditius, bajo el nombre de Peter of Colechurch vive en la ciudad de Londres sin una alianza que lo respalde. El motivo de su secretismo es que se encuentra huido de una vendetta, tan propia de su Casa, que no tiene opción de ganar o sobrevivir. Pero cuando la posibilidad de ampliar un puente en la catedral de Inglaterra se materialice buscará el apoyo de magos duchos en el combate mágico que puedan protegerle mientras se vuelva en la obra.
  • Abundante: los magos de la Alianza de Vinci lograron hace décadas un opulento contrato, respaldado por las rentas de varias concesiones reales, para mantener las alcantarillas de Paris en funcionamiento. Con el crecimiento de la ciudad estas, claramente insuficientes, alcantarillas con vitales para mantener a raya al colera y otras enfermedades devastadoras. El trabajo sucio y maloliente pero se ha vuelto mortal pues una verdadera plaga de ratas, grandes, negras y muy muy voraces recorre el subsuelo. No parecen temer al fuego ni al acero y ya han matado a dentelladas a varios grogs. ¿Hay algo sobrenatural tras esta plaga? ¿Se atreverán los magos a descender a las tripas de Paris para enfrentarse al enemigo en su terreno?
  • Legendaria: con el anciano, pero sagaz mago Florentius ex Jerbiton a la cabeza un grupo de magos de Constantinopla han mantenido durante décadas la decadente infraestructura de la gran ciudad. Solamente su diligencia y esfuerzo ha permitido que la urbe de Constantino mantenga su gloria y con ello su influencia en la corte ha sido enorme. Pero tras la destrucción de la Cuarta Cruzada ¿abandonará este grupo de magos la ciudad rumbo a Nicea? ¿reclutará nuevos y ambiciosos aliados para reconstruir y ampliar Constantinopla?

Mejoras y problemas

En cuanto a mejoras lo ideal es poder contar con materiales, dinero y obreros a mano para poder atacar proyectos más complejos y por lo tanto más rentables. Claro está que todo esto no sirve de nada sin el conocimiento, producto de años de experiencia, de un maestro ingeniero. Claro está que si uno tiene pocos escrúpulos uno puede utilizar lo siguiente:

  • La cárcel del eterno trabajo: esta caja de metal con varios grabados arcanos en la tapa y laterales contiene atrapado en su interior el fantasma de un maestro ingeniero Gustave de Dijon. El propietario de la caja (un objeto arcano creado mediante el arte goético de la Vinculación) recibe una resistencia mágica de 5 puntos así como la capacidad de poder conversar con el ingeniero y aprovechar sus conocimientos (cualquier habilidad relevante puede considerarse que estará entre los niveles 5 y 7). El uso de la caja es eminentemente malvado, impide el descanso de un alma, y su propietario pone en peligro su propia alma por utilizarla.

En cuanto a los problemas ya hemos mencionado los accidentes y en especial la falta de financiación. Pero no olvidemos que incluso el mismo Cielo puede molestarse ante alardes demasiado ostentosos de obra civil:

  • El castigo de Babel: (Poder Divino Invocación y Maldición, base 30 +1 Toque +4 Anual, aplica un -7 a cualquier tirada relacionada con dar instrucciones a los constructores ) si algún ingeniero o cuadrilla deviene demasiado altanero gracias al éxito de su trabajo el Cielo no dudará en enviarle el mismo ángel que visito Babel quien le aplicará el castigo aplicado a los constructores de la mítica torre y confundirá su lengua hasta limites insospechados.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s