Noviembre Hermético 2021 (XIV): Un alto en el camino

Nombre y tipo: Albergues para viajeros (Hospitalidad)

Descripción:

Cuando uno habla sobre hostelería medieval lo primero que debe hacer es tratar de combatir las pintorescas ideas, provenientes de la literatura fantástica, sobre coquetas tabernas medievales con taberneros con mandil lustrando jarras de cerveza mientras un trovador canta unas estrofas. El negocio de la hospitalidad medieval, si nos centramos en posadas y hosterías, era bastante menos pintoresco y en general mucho más pulgoso.

Pues esa era la triste realidad de las posadas medievales. Eran en su mayoría lugares sucios regentados por gentes con fama de timadores. Las posadas solían ser establecimientos de reputación muy dudosa, en algunos escritos de la época incluso se refieren a ellos como poco más que ladrones que dan comida de mala calidad a precios abusivos, ofrecen lechos compartidos con otros viajeros llenos de pulgas e incluso buscan robar a sus clientes al mínimo descuido.

Es por ello que la mayoría de los viajeros medievales trataban de evitar las posadas en la mayoría de casos y se decantaban por alojarse en casas de conocidos, asociados u establecimientos religiosos. Estos últimos casos, llamados hospitium, aunque espartanos ofrecían un plus de seguridad y sencillo confort al viajero y aunque muchas veces estaban reservados a peregrinos también solían estar abiertos a recibir viajeros de clases medias o altas a cambio de un donativo en efectivo.

Este tipo de viajeros, los ricos y poderosos, disfrutaban claro está de un estándar de calidad en sus desplazamientos muy superior al de los pobres desgraciados obligados a dormir tres en una cama mugrienta en una posada de baja estofa. Por ejemplo los mercaderes ricos establecían fondacos o caravanserais a lo largo de las rutas comerciales. Estos eran una mezcla de alojamiento, almacén, lugar de negocios y establo en el que poder descansar, hacer negocios y disfrutar de un lugar seguro en una ciudad extranjera. Muchas veces el acceso a estos estaba restringido a personas de una cierta nacionalidad, gremio o referidos de otros huéspedes habituales.

Por su parte la nobleza cuando viajaba solía hospedarse en las casas y fortalezas de aliados, familiares o amigos. Siendo muchas veces la visita de un noble de mayor rango un grave quebranto para las finanzas de sus huéspedes pues cualquier persona de calidad que se preciase viajaba acompañado de un numeroso séquito. Para este tipo de público si que encontramos, por ejemplo en las ciudades alemanas en las que se reunía la Dieta, establecimientos hosteleros con un cierto nivel de lujo y capacitados para atender las necesidades de los magnates y sus cortejos. Disponer ahí de un cocinero (o cocinera) famosos, manjares exquisitos o bebidas importadas revestía de una gran importancia para distinguirse de los establecimientos de menor estofa.

En cualquier caso operar un establecimiento hostelero era siempre difícil. Requería mantener un stock de viandas, disponer de forraje para animales así como de unas instalaciones mínimas (habitaciones, camas, hogares, etc..) para atender de golpe a grupos numerosos de viajeros. Y aunque el peligro de que estos tratasen de escapar sin pagar siempre existía la verdad es que las ventajas de un negocio de este tipo iban más allá de disponer de una fuente de plata. Por ejemplo el poder escuchar antes que nadie las noticias de lugares lejanos o disponer del acceso a personajes de reputación y moralidad dudosa son herramientas que ninguna Alianza debería despreciar.

Versiones exigua, normal, abundante y legendaria

  • Exigua: la Alianza de Trobs en las cercanías de la ciudad alemana de Treveris ha logrado solo recientemente su independencia de una poderosa alianza otoñal en el tribunal del Rihn y aunque por fin puede considerarse una Alianza libre la verdad es que la separación la ha dejado en la bancarrota. Para complementar sus ingresos han abierto una misera hostería, poco más que un cobertizo, junto a los muros de la Alianza. Y justo ahora que el negocio empieza a dar frutos una serie de misteriosas muertes, en habitaciones cerradas, han diezmado a los huéspedes durante varias noches. ¿Quién hay detrás de estas muertes y el olor a azufre que las envuelve? ¿Se trata de una amenaza salida de la Alianza o de algo que los viajeros trajeron consigo?
  • Normal: Pocos podrían sospechar que hay una relación entre la Alianza de Espejo de Humo, un conciliábulo de extraños Criamon y la posada del cisne rojo situada junto a un transitado vado en la ruta comercial que se dirige hacia la ciudad de Lyon. El lugar está razonablemente limpio, sirve comida correcta y los precios no son escandalosos por lo que suele estar concurrido (especialmente cuando las lluvias hacen el vado impracticable) lo que sorprende a muchos otros magos que no entienden el interés de los Criamon por este negocio. Todo encaja pero cuando los magos secuestran a un Compañero de los protagonistas ahí alojado clamando que es la reencarnación de un archimago Criamon de hace casi doscientos años. Para complicarlo afirman que la posada debe considerarse parte de su Alianza y que por lo tanto el derecho hermético les asiste al retener al pobre desgraciado. Y lo que es aun peor ¿y si tuvieran razón?
  • Abundante: En el corazón de la ciudad de Roma se encuentra la osteria di fonte (o el albergue de la fuente) un refinado establecimiento en el que se alojan cardenales y otros dignatarios eclesiásticos de visita en la Ciudad Eterna. Es un secreto a voces pero que el lugar es regentado por agentes de un grupo de personas de ciencia algo extrañas pero muy bien conectadas (de hecho un grupo de Jerbiton). Pero las cosas se complican cuando fallecido el prínceps de la Alianza Agelao ex Jerbiton su hija, que no parece poseer el Don, reclama la osteria di fonte como un elemento más de su herencia. ¿Verán los protagonistas ahí la oportunidad de hacerse con una nueva aliada? ¿O de ensuciarse las manos para ganar el agradecimiento de los Jerbiton?
  • Legendaria: la antigua “Calzada Real” unía Europa y Asia ya en tiempos de los reyes de Persia y Alejandro Magno. En la actualidad esta ruta es la arteria comercial por la que circulan hacia Europa y Levante los bienes de lujo de las misteriosas tierras de Oriente, entre ellos la lujosa seda. Y en las puertas de esta mítica ruta se encuentra el paso conocido como las Puertas de Cilicia en las montañas Taurus. Y como gran arco de entrada al mundo conocido el caravanserai propiedad de una poderosa dinastía de Mercere. Verdaderas fortunas se han hecho y perdido entre sus muros y el pulso de dos continentes puede sentirse entre sus paredes. Pero ahora un miedo desconocido, susurrado y desconocido fluye por la Calzada Real. Se habla de una horda de guerreros salidos del infierno en los confines de Asia, un plaga y azote divino que ya ha devastado reinos en la legendaria Kitai y que día a día de forma inexorable se acerca bajo las ordenes de un misterioso Gran Kahn. ¿Qué hay de verdad en tan apocalípticos rumores? ¿Y que valientes o insensatos aceptarán partir del caravanserai rumbo al este para descubrir la verdad e informar sobre esa amenaza a una Orden expectante?

Mejoras y problemas

La mejor manera de hacerse con una clientela es desarrollar una fama de honradez, seguridad y confort. A poder ser al menor coste posible en elementos que realmente proporcionen esas cualidades. Es por ello que algunos magi poco escrupulosos podrían utilizar herramientas como esta para mejorar la percepción de su establecimiento:

  • Ultimo trago del cliente satisfecho (Objeto con cargas CrMe Base 4 +1 Toque +1 Diametro TOTAL 10): esta poción, servida como chupito de despedida, crea la percepción de haber disfrutado de una gran estancia en el hospedaje. Idealmente la duración de Diámetro permitirá que el incauto huésped haya salido ya del establecimiento (con su paja rancia en el suelo, manchas de humedad y olor a potaje sospechoso) para cuando el efecto desaparezca. No sea que se dé de bruces con la realidad demasiado pronto.

En cuanto a problemas la competencia a la hora de ocupar los mejores lugares, junto a clientes que escapan sin pagar o dejan tras de si caros destrozos, puede arruinar a cualquier hostelero. Y no solamente eso si no que en algunos casos una localización ideal puede verse rápidamente estropeada por problemas mágicos como, por ejemplo:

  • Caballos problemáticos: los Grant son un tipo de hadas propias de Escocia que toman la forma de caballos que andan sobre sus patas traseras cuando así lo desean (ver ROP:Faerie pag 89 para sus estadísticas) y que gozan colándose entre las monturas que pueda haber en un establo de una posada para, una vez han engañado a alguien para que se les suba encima, dejarlos tirados en lugares inhóspitos (y en algunos casos peligrosos) o en algunos casos incluso dar coces a lámparas para causar incendios.

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s