Noviembre Hermético 2021 (XVI): Una buena educación

Nombre y tipo: Educación de jovenes (Servicio)

Descripción:

Aunque tengan la fama injustificada de ser unos tiempos de oscurantismo e ignorancia los años del medievo fueron, en lo que respecta a la pedagogía, una época de grandes avances. Ni tan siquiera por que la enseñanza tal y como la concebían los romanos era una experiencia aterradora.

Por ejemplo los antiguos romanos creían que el aprendizaje memorístico era el único realmente relevante y que el castigo era el único motivador para la mente juvenil. Pensad en una versión extrema del aprendizaje Tytalus. Para aprender a leer los niños romanos no aprendían el sonido de las letras y luego construían palabras si no que directamente se esperaba que aprendiesen, de memoria, que una serie de símbolos se pronunciaban de una cierta manera y equivalían a tal o cual concepto u objeto. Y claro está cualquier error era recompensado con azotes. Y aunque algunos pedagogos como Quintiliano (en el Alto Imperio) sugerían que había que motivar a los niños conectando con sus ambiciones y aspiraciones.

La experiencia era tan traumática que, en palabras del historiador Mike Duncan, los antiguos romanos “desconfiaban de sus maestros, odiaban el estudio y todo lo relacionado con ello, aborrecían la curiosidad intelectual y en general estaban contentos con no aprender nada nuevo”. Y todo esto claro está ¡era la mejor educación disponible reservada a las clases altas!

Sirva esta digresión para señalar que, aunque a nuestros ojos modernos no lo parezca, la educación medieval fue un gran avance. Por ejemplo se puso el énfasis en que el alumno entendiera los conceptos y se avanzó en la idea de profesores especializados en diversas materias o un currículo estandarizado. Así pues un, o en algunos casos una, joven de buena familia podía esperar recibir una enseñanza más humana y menos brutal en multitud de materias tanto teóricas (latín ,derecho, etc..) como practicas (montar, uso de las armas, etc..).

Y aunque el uso de los castigos físicos, algo atemperado pues por ejemplo los padres de la Iglesia recomiendan usar vara en vez de látigo, siguieron siendo la norma las gentes del medievo incluyeron un nuevo elemento de calidad educativa dudosa en su método: el desarraigo del pupilo.

Se creía que ser criado en el ambiente familiar de forma mayoritaria impedía forjar un carácter lo suficientemente firme. Por lo que a edades tan tempranas como los cinco o seis años niños y niñas eran enviados con parientes, aliados o en algunos casos ordenes religiosas para que se criaran y educaran lejos del hogar. Esta practica era habitual y no solo buscaba asegurar que los jóvenes pudieran acceder a recursos educativos (un tutor o un maestro de armas) de los que quizás no dispusiesen en sus hogares si no que permitía tejer relaciones y amistades que iban a resultar cruciales cuando una cohorte de edad heredase las posiciones de sus progenitores. En el peligroso mundo de la política feudal el haber compartido la experiencia de ser pupilos en un mismo hogar unía de por vida.

El pupilaje de infantes no siempre era remunerado directamente (como lo sería por ejemplo un internado hoy en día) pero la práctica de ofrecer alguna recompensa por ello, por ejemplo asignando ciertas rentas al pupilo que su tutor podía disponer, era altamente común. Y en muchas sociedades ser elegido como tutor de un pupilo era un honor que realzaba el estatus del tutor dado que lo habitual era que los jóvenes fueran enviados a casas del mismo o ligeramente menor rango.

Finalmente debe señalarse que la tutela y guarda de menores podía muchas veces ser parte de los complejos juegos de poder feudales, especialmente si estos estaban por heredar tierras o posiciones importantes. Por ejemplo en la dinastía Plantagenet era habitual que el rey se asignara, y luego redistribuyera, la guarda de jóvenes herederas para así poder controlar sus rentas y decidir sobre sus matrimonios.

Dado que las Alianzas de los magi pueden funcionar como centros de enseñanza y su posición social, mientras uno no sea un excéntrico Criamon o un miserable Ex Miscelanea, es muchas veces análoga a la nobleza no sería extraño que una Alianza aceptase pupilos de nobles de mayor o menor rango a cambio de ciertas recompensas y favores.

Versiones Exigua, Normal, Abundante y Legendaria

·        Exigua: el matrimonio formado por Horst ex Flambeau y su tercera esposa complementa las escasas rentas de su castillo (poco más que un torreón) de Colina Azul, en las marismas de la costa meridional del tribunal de Provença, ofreciéndose a acoger a pupilos. Estos reciben del antiguo miles una severa instrucción militar y algunas letras por parte de su sufrido autócrata. Claro está que el poco renombre y espartanas condiciones no hacen si no atraer a lo más bajo de la nobleza local. Su suerte cambia cuando sorprendentemente la misma Doissetep le recomienda un pupilo, el hijo bastardo de un duque dotado de una generosa renda. Pero rápidamente el anciano Flambeau se verá superado por un adolescente crápula y resabido ¿tratará de “endosar” a tal pupilo a otra Alianza incauta? ¿Reformarlo mediante disciplina y virtud? ¿Y como reaccionará el muchacho a este intento de mejorar su pendenciero carácter?

·        Normal: los magos de la Alianza de Voronets en Novgorod se precian de forjar a nobles y rectos escuderos expertos en tácticas militares bajo la guía de Frunze ex Tremere. Sus pupilos aplican los principios de la caballería occidental a las salvajes tierras de la aun por domesticar Rusia con sorprendente éxito. Pero cuando uno de sus pupilos se revele en realidad como un descendiente lejano del poderoso Koschei el Inmortal ¿sospecharán los magos de una trampa? ¿Qué interés puede tener el mítico inmortal en las nuevas técnicas militares de occidente?

·        Abundante: en la imponente Constantinopla una liga de magae Jerbiton ha abierto una escuela que se precia de dotar a muchachas huérfanas de recursos para que aprendan a comportarse como damas y logren buenos matrimonios así como el proteger y dar cobijo a herederas desplumadas por guardianes rapaces. Estas con el paso de los años han recompensado sus buenas acciones con abundantes rentas y propiedades. Tras la caída de la Ciudad han trasladado sus actividades a la fría Paris donde ya empiezan a reunir a las primeras muchachas pero ¿Es esta actividad tan inocente y caritativa como aparenta? ¿O es un intento de crear una red de poder oculta entre bordados y salones? ¿Cómo reaccionaran los salvajes Tytalus de Normandía a este poder más blando pero igualmente potente?

·        Legendaria: situada en las salvajes montañas galesas de las que se dice que emergió el propio Merlín la Alianza de Colegium Atlanticus se ha preciado durante casi dos siglos de ser un lugar donde meros mundanos pueden, a cambio de una amplia donación, aprender si no los secretos del Don como mínimo las míticas artes de la oratoria y la poesía galesa, la ferocidad de los espadachines de Hibernia y las sibilinas habilidades políticas de los cortesanos de Aquitania. Los vástagos de algunas de las mayores dinastías del continente han pasado por sus salones antes de ocupar sus posiciones en las cúspides de la pirámide feudal. Pero ahora el triunvirato de magi que gobierna la Alianza se afecta a una grave amenaza cuando una de sus egresadas: Leonor de Aquitania se convierte en una pieza clave de las intrigas del continente. Lo que debería ser un momento de orgullo para la institución los ha colocado en el objetivo no solo de los quaesitores locales si no de la misma domus magna Guernicus quienes les reclaman que se defiendan de la acusación de injerencia mundana ¿Es esta una muestra de buen celo por parte de los Guernicus? ¿O un aviso a navegantes para otras poderosas Alianzas otoñales?

Mejoras y problemas

La principal mejora, para casi cualquier trabajo que implique niños o adolescentes, es lograr que estos precisamente no se comporten como tal. Esto pude conseguirse mediante la liberal aplicación de la vara sobre el costillar de los estudiantes más díscolos o mediante usos algo más elaborados de la magia:

·        Circulo de protección contra la puerilidad (PeMe 20, Base 4 +1 Toque +3 Anillo) este curioso circulo de protección reduce las distracciones que una persona (sin resistencia mágica) pueda sentir mientras permanece en su interior favoreciendo el estudio y el trabajo aplicado. Claro está que una exposición demasiado larga puede causar cambios en la personalidad del objetivo.

Por otro lado los problemas propios de los ánimos revoltosos y disparados de estas edades complicadas bien pueden dar a circunstancias complicadas y a afectos poco claros (o poco pensados) que pongan en apuro a más de un magus poco dotado para lidiar con estos:

·        La maldición de San Enrique: este defecto (de personalidad menor) se aplica de la misma manera que la “Maldición de Venus” pero solo afecta a la relación entre pupilo y maestro. Por cada estación que un personaje pase enseñando a un pupilo deberá realizar una tirada de estrés de dificultad 9 sumando el valor absoluto de su mayor rango de personalidad (positivo o negativo). En caso de superarla su alumno o alumna se enamorará de forma obsesiva (como solo lo hacen los adolescentes) centrando sus afectos precisamente en ese rasgo de personalidad, llegando a idealizar incluso los rasgos negativos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s