Noviembre Hermético 2021 (XVIII): Hacerse daño, trago a trago

Nombre y tipo: Alcoholes destilados (Fabricación)

Descripción:

Hace unos días este blog dedicó una de las entradas del Noviembre Hermético a la fabricación de la cerveza y a los varios avances tecnológicos medievales que permitieron la popularización de tan maravillosa bebida. Su gusto, su frescura y el jolgorio al que da lugar merecen que todos la celebremos pero ¿y si el objetivo no fuera un agradable puntillo si no agarrarse una curda altamente autodestructiva?

Hay veces en las que las gentes del medievo no querían calmar su sed si no olvidar sus penas, infundirse algo de valor liquido o sencillamente matar el tedio mediante la disolución de la conciencia. Para estas ocasiones la cerveza o el vino resultaban algo inconveniente al requerir demasiado volumen y por lo tanto demasiado coste (en materiales y envases) así como demasiado tiempo para lograr ese estado de alta embriaguez con la suficiente eficiencia.

Por suerte, o desgracia, las personas del medievo innovaron en la producción alcohólica más allá de lo que los romanos, griegos o egipcios nunca lograron. La clave de ello fue el método de la destilación.

Originalmente pensado como un proceso propio de la alquimia la destilación consiste en hacer hervir una mezcla de líquidos con el ánimo de que el vapor pase por un conducto separado donde es rápidamente enfriado (por ejemplo mediante un serpentín de agua alrededor del conducto) para decantarse en otro recipiente. Los alquimistas lo usaban para tratar de separar la esencia pura de un elemento a partir de una mezcla y rápidamente los médicos, como los de la Schola Medica Salerniata (en Italia), descubrieron que era posible utilizarla para destilar alcohol (a partir de bebidas que ya lo contuvieran) para lograr concentraciones de alcohol mucho más altas. De ahí a medida que la destilación se fue expandiendo de norte a sur de Europa durante el siglo XII muchos emprendedores decidieron pasar del uso médico al recreacional. El método de la destilación fue mejorado en el siglo XIII por el italiano Taddeo Alderotti, doctor en medicina en Bolonia, uno de los profesionales médicos más reputados (y ricos) de su época.

La destilación, pero era un proceso altamente peligroso. Si el material que contenía el liquido que se buscaba hacer hervir no era lo suficientemente resistente este podía estallar. Si había fisuras y los vapores alcohólicos se escapaban y entraban en contacto con alguna llama la habitación entera podía acabar chamuscada. Los accidentes eran por lo tanto comunes y muchas veces si no fatales como mínimo altamente lesivos.

Este peligro claro está no impidió que los aguardientes y otras bebidas, más o menos próximas al veneno según la maña y presupuesto de su productor, se extendieron por toda Europa. Rápidamente las gentes se dieron cuenta que mezclas fermentadas de frutas dulces (con sus altos niveles de sacarosa) podían ser destiladas, a veces aderezadas con hierbas aromáticas, para fabricar potentes bebidas espirituosas.

Así por ejemplo tenemos el brandy (o “agua quemada”) proveniente de Alemania con sus variantes regionales como el Cognac y el Armagnac en el suroeste de Francia. También los licores de yerbas (Kräuterlikör en alemán) y en general toda una miríada de tragos altamente potentes (alrededor de un treinta por ciento de alcohol).

Siendo que los magos tienen ya gran parte del equipamiento y la experiencia de laboratorio necesaria, así como sus propias soledades y angustias, no sería raro que más de una Alianza produjera sus propios tragos espirituosos y que en muchos casos incluso hubiera logrado ganarse cierta fama, y dinero, con ello ¡Siempre que uno sea capaz de no acabarse su propio suministro!

Versiones Exigua, Normal, Abundante y Legendaria

  • Exigua: en la montaña de Montserrat habita un mago, claramente desquiciado, que en el pasado respondió al nombre de Treufel ex Guernicus. Pero al parecer los rigores de la Ley Hermética fueron demasiado para él y decidió hacerse eremita, mago sin Alianza, entre las peculiares rocas del macizo. Ahí vive una vida algo miserable en la que su principal preocupación parece ser producir, con alguna explosión entre medio, potentes licores que vende a los aldeanos quienes lo temen por sus malas pintas y peores maneras. Llama a tan ardiente trago (capaz de cegar a un perro pequeño) redolet innocentiae o aroma de la inocencia y su fórmula es un secreto muy guardado. Pero cuando un antiguo caso referente a los lindes entre dos Alianzas Otoñales vuelva a la palestra del Tribunal ambos bandos trataran de echar mano de Treufel, quien arbitró el caso en la ultima ocasión ¿Pero con que intención lo buscan? ¿Recabar su consejo o despeñarlo y achacarlo a su afición por la bebida? ¿Si los personajes son recabados para colaborar en esta búsqueda hasta donde estarán dispuestos a llegar?
  • Normal: en la salvaje tierra de Escocia la joven Alianza de Norhtern Edge parece tenerlo todo en contra: esta formada por jóvenes magos, todos ellos poco marciales y además procedentes de la civilizada Inglaterra. Su supervivencia parece deberse principalmente al hecho de que una de las grogs de la Alianza, una adusta mujer de mediana edad procedente del tribunal del Rihn, dirige con mano de hierro una excelente pero pequeña destilería en la que está experimentando con una versión propia del brandy utilizando la cebada local. Una tribu de gigantes de las Tierras Altas se ha aficionado a la bebida y a declarado que protegerá a la Alianza de enemigos mundanos y míticos mientras esta siga tributándole esta “agua de vida” o “uisge-beatha” en gaélico. ¿Hasta cuando durará este arreglo? ¿Y que destrozos pueden causar media docena de gigantes borrachos de este prototipo de whisky?
  • Abundante: Cuando el mariscal de Francia Nivelon d’Arrás falleció en 1204 pidió a los monjes cistercenses de Neuilly que dieran sepultura a su cuerpo y rezaran por su alma pecadora. Como donación entregó un montón de artilugios de alquimia y algunas notas manuscritas que languidecieron muertas de asco durante quince años hasta que un joven aprendiz, luego Hug-Jaques ex Jerbiton, enviado por su maestro al monasterio para mejorar su latín los descubrió. Trasteando con ellos pudo descifrar los pasos para elaborar un alcohol de gran calidad que ha logrado justa fama desde Tarragona a Rouen y que le reporta abundantes beneficios ahora que ya es un mago de edad madura. Pero la fama de sus brebajes ha atraído la atención del mismo rey de Francia que, de igual manera que con el vino, ahora planea hacerse con el monopolio de las espirituosas ¿Debe enfrentarse al rey abiertamente? ¿Maniobrar en las cortes? ¿O directamente pasarse tanto él como los monjes al contrabando?
  • Legendaria: en las cercanías de Durenmar existe una pequeña destilería controlada directamente por la poderosa domus magna de la Casa Bonisagus. Refugio habitual de los ayudantes de laboratorio capacitados pero disolutos se dedica a producir un alcohol de potencia casi inusitada en Europa que es comerciado en las cortes como un manjar tan peligroso como exquisito. Se dice incluso que un trago de tal tónico fue lo ultimo que Tytalus se llevó a la boca antes de partir a enfrentarse a la Reina de las Hadas en los bosques de Germania. Pero el suministro se ha interrumpido y los trabajadores parecen haber desaparecido en la Selva Negra, llegan rumores extrañísimos sobre una poderosa entidad feérica, el señor de la caza, y veladas y antiguas profecías sobre el cuerno que ha de anunciar con su sonido la vuelta del Fundador perdido…

Mejoras y problemas

Una de las mejoras más relevantes para la fabricación de alcoholes destilados es precisamente mejorar la destilación. Por ejemplo mediante Rego Terram pueden construirse mecanismos de destilación de materiales y grosores imposibles para artesanos que resulten mucho más seguros. O mediante Creo Ignem se pueden abaratar los costes del proceso al ahorrar combustible. Pero lo que si que uno debe tener a mano es algún remedio urgente para combatir los incendios que tarde o temprano siguen a la destilación:

  • Un mar en un dedal: este objeto con cargas suele tomar la forma de un pequeño odre de barro y se activa rompiendo el mismo. Inmediatamente una ola de agua (curiosamente salada en el caso de la versión más común del texto de laboratorio) surge del odre roto pudiendo apagar inmediatamente fuegos y otros desastres. (Objeto con cargas CrAq Base 3 +1 Tamaño Total 4)

En cuanto a los problemas el principal es que el método de destilación alcohólica resulta a veces, y especialmente en un ambiente tan poco reglado como el aprendizaje medieval de un oficio, algo turbulento en cuanto a resultados. El gusto y peligrosidad de cada partida de alcohol pueden variar gravemente pudiendo llegar incluso a ser peligroso (más allá de la resaca) como por ejemplo:

  • Esto no es una ciencia exacta (homebrew rule): cada estación en la que se produzcan bebidas alcohólicas de alta graduación los empleados podrán decidir reducir el beneficio en un tercio o lanzar un dado en la tabla de experimentación arcana y aplicar el resultado a su actividad.

2 Comments

  1. Al llegar a la parte en la que se describen los riesgos asociados al proceso de la destilación, no he podido evitar pensar en que sería un reto interesantísimo plantear soluciones herméticas para reducirlos y estabilizar así la producción.

    Liked by 1 person

    1. Realmente ahí un mago, con la afición a la alquimia, tiene mucho que aportar y quien sabe quizás descubra algo que permita también mejorar el laboratorio mágico estándar…

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s