Noviembre Hermético 2021 (XXI): Aquello que dejaron atrás

Nombre y tipo: Exposición de reliquias (Caridad)

Descripción:

Las reliquias (del latín reliqae que significa más o menos “dejar atrás”) constituyen una de las peculiaridades de la religión católica en cuanto al fervor y numero de las mismas que existen en la Iglesia y que por lo tanto uno esperaría encontrar por todos los rincones de la Europa Mítica.

Se entiende por reliquia cualquier vestigio de la vida terrenal de Jesucristo así como de los santos, mártires y beatos así reconocidos por la Iglesia. Estos vestigios se clasifican según el Derecho Canónico (para el que tenga curiosidad aplican aquí los Cann. 1190 y las Instrucciones al respecto de la Congregación para las Causas de los Santos) entre reliquias sagradas, es decir objetos que pertenecieron a Jesucristo, reliquias insignes, aquellos trozos del cuerpo de los santos y beatos, o las reliquias no insignes, es decir trozos de cuerpos muy pequeños u objetos de uso cuotidiano del beato o santo.

Todos estos tipos de reliquia han despertado desde casi el principio del Cristianismo y los Padres de la Iglesia como San Agustín de Hipona en el siglo V ya lo daban por practica común. La veneración de las reliquias responde, en la practica católica, no solo a un deseo de honrar al beato o santo si no de solicitar un milagro (por ejemplo una curación) mediante el tocar dicha reliquia (haciendo una interpretación bastante literal del Evangelio donde el simple hecho de tocar la túnica de Cristo cura a una mujer enferma en San Marcos 6:56). Considerándose ciertas reliquias como más poderosas que otras como más próximas fueran al santo o beato (una tibia es mejor que una uña) y más próximo fuese este al peticionario o a Cristo (un apóstol antes que un oscuro santo local).

El lector perceptivo ya se habrá dado cuenta que el poseer una reliquia es una buena manera de estimular que peregrinos visiten la parroquia, abadía o catedral de la que uno es beneficiario. Estos peregrinos no solo estimulan la actividad económica con sus gastos de viaje si no también con los donativos que hacen al templo donde se encuentra la reliquia. Era especialmente común por ejemplo sufragar la construcción de intrincados relicarios hechos de materiales preciosos (como oro, plata o joyas) así como entregar exvotos (pequeñas representaciones del milagro recibido realizadas también en materiales preciosos) para decorar la capilla de la reliquia. Asimismo una reliquia de por ejemplo un apóstol era una fuente de prestigio. Tanto es así que cuando Venecia empezó a ganar protagonismo en la escena internacional (hacia el siglo IX) los venecianos decidieron que el oscuro santo Véneto que era su patrón no les servía ¡y robaron el cuerpo del apóstol San Marco de su tumba en Alejandría!

Pues en un mercado tan goloso como el de las reliquias era habitual que se produjeran no solo robos (por ejemplo el obispo Hugh de Lincoln fue especialmente rapaz) si no un amplio mercado de obtención de reliquias a ansiosos compradores. Deber decirse que las gentes del medievo fueron increíblemente ingeniosas no solo en rastrear reliquias verdaderas (famosa por ello fue Santa Helena madre de Constantino) si no en inventar reliquias falsas o incluso acortar la vida de gentes con aires de santidad para convertirlos cuanto antes de inútiles beatos vivos a rentables reliquias.

Versiones Exigua, Normal, Abundante y Legendaria

  • Exigua: los magos de la Alianza de Soldi en el tribunal Romano han pasado por malos tiempos después de que su principal fuente de ingresos, unos viñedos, fuera devastada por la milicia de la próxima Rimini. Su solución pasó por enajenar un dedo de San Barrabas que tenían en custodia. Cuando la falta de fondos prosiguió decidieron vender varios huesos desenterrados de un muerto de hace décadas para sacar algo de dinero rápido. A partir de ahí la cosa pareció tomar vida propia y llevan vendidos casi treinta dedos. ¿Pararán en la falsificación y saqueo de tumbas? ¿O empezarán a procurarse cadáveres de los propios vivos?
  • Normal: la ciudad de Gerona, en el norte de Catalunya, ha gozado de la tradicional protección de San Narciso cuyas reliquias custodia. El santo por ejemplo expulsó a los mahometanos enviándoles una plaga de enormes y crueles moscas negras. Pero ahora alguien ha profanado la catedral y robado las reliquias del santo ¿Podrá sobrevivir la ciudad sin la protección de su patrón? ¿Qué desalmados adoradores del Maligno se han hecho con los restos y para que propósito? ¿Deberían los magos poner sus quaesitores y hoplitas al servicio de la investigación o es eso interferencia con los mundanos?
  • Abundante: la Casa Mercere de Piedrahita, en el camino entre Ávila y Plasencia no posee directamente una reliquia, pero se beneficia de que el cabildo de la catedral de la ciudad los recomienda como estancia de paso a aquellos quienes acuden a venerar las reliquias de San Segundo. Pero en los últimos años el santo abulense parece estar algo remiso a manifestar milagros que atraigan público. Los Mercere hacen a los personajes una propuesta tentadora pero deshonesta: fingir un espectacular milagro mediante la magia y ¡cobrar por ello en plata y vis! ¿Deben los jugadores aceptar este trato tan poco claro? ¿Se tomará el Dominio esto como una ofensa?
  • Legendaria: las magas de la Alianza Jerbiton de Turin disponen como fuente de ingresos de los derechos y prebendas de la capilla que contiene el famoso sudario. Esto les reporta fondos sin mesura en donaciones tanto en metálico como en objetos preciosos. Pero últimamente un entrometido sacerdote, enviado por la curia romana para verificar la autenticidad de tan magna reliquia, está causando problemas con su análisis minucioso de la procedencia del sudario. Cuando el joven sacerdote aparezca muerto en su posada ¿serán sospechosas la magae? ¿Qué otra mano puede querer desacreditar el sudario? ¿O es un ataque contra la Orden de Hermes disfrazado de trifulca religiosa?

Mejoras y problemas

La principal mejora en el mercado de reliquias es básicamente el conseguirse, para poder explotarlas como atracción turística, las mejores reliquias. Saber que santos están en boga (por su reputación local o por su fama de milagrosos) para apoderarse de sus reliquias antes que nadie o incluso estafar a incautos párrocos era una practica tan habitual que el Derecho Canónico llegó a prohibir (con escaso éxito) la venta no autorizada de reliquias. Si uno quisiera apoderarse de reliquias aun por descubrir bien podría utilizar:

  • Los diarios de Duesdona: este conjunto de desordenados legajos constituye lo que ha sobrevivido de los apuntes del legendario vicario Duesdona quien se dice que en el siglo IX saqueó las catacumbas romanas para echar mano de decenas de esqueletos de los primeros santos que luego troceó y vendió ¿Quién sabe si esconderá pistas sobre otras reliquias de los primeros cristianos? A nivel de juego es un florilegia de cuatro tractati de Calidad 8 en Derecho Canónico (Reliquias).

En cuanto a los problemas normalmente irán relacionados o bien con que la reliquia sea robada, destruida o su veracidad puesta en duda. Esto ultimo puede proceder de las autoridades eclesiásticas, mediante la investigación de un dicasterio romano que señale faltas sobre la supuesta trazabilidad de la reliquia, o por causas más extrañas como por ejemplo:

  • Un cadáver incómodo: los magi han recibido un encargo del Consiblio dei X , el misterioso y secreto poder en la sombra de Venecia, que les encarga realizar con gran secretismo el investigar un extraño suceso. Para pasmo de los magi este consiste en un cadáver momificado de un hombre de alrededor de treinta años, que aun conserva algunos rizos rubios, y que ¡presenta dos cuernos de carnero en la frente! Si los magos investigan descubrirán que las técnicas de momificación parecen egipcias y que entre las vendas se encuentran amuletos persas e incluso de tierras ignotas de la lejana India. Corre el rumor de que este cuerpo es el del Apóstol San Marcos pero ¿Quién lo momificó? ¿Es posible que cuando los venecianos saquearon la tumba en Alejandría se llevasen los restos no del Apóstol si no del Rey de Reyes Alejandro Magno?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s